Tu futuro será mejor.

Tu futuro será mejor, tu vida será diferente, que en tu corazón no reine el miedo, ni la inseguridad por las cosas que están pasando en el mundo, por las malas noticias que salen de la boca de gente.

Para los que en mí NO creen, según ellos, no existe esperanza, pero para ti hay bendición y prosperidad porque te has aferrado a mi amor y has creído en mi palabra.

Yo te voy a conectar con aquellas personas, con esas situaciones que traerán cosas buenas para ti. Vienen buenos tiempos para tu familia, eso yo lo decidí y tú me has visto que lo que yo digo, lo cumplo, lo que prometo se hace realidad.

No permitas que la duda se apodere de tu mente, no te alejes del fuego de mi Espíritu, que tu corazón no desfallezca en la frialdad, que tu propio espíritu no se aleje de mi presencia resplandeciente, porque aquí está el poder que necesitas para alcanzar ese nivel al que estás a punto de llegar.

Necesitas fe, necesitas fuerzas, tienes que persistir y seguir luchando, necesitas paciencia. El fruto de mi palabra ya ha nacido, muy pronto lo verás frente a tus ojos y verás cómo se cumplen todas aquellas cosas bellas por las que has orado y por lo que has creído.

Hay muchos que no me creen y que quieren contagiarte de pesimismo y negatividad. No es inteligente creer sólo las limitaciones que ven tus ojos, la sabiduría nace cuando empiezas a creer que poderosos milagros sucederán.

El triunfo pertenece a aquellos que aún en su debilidad se aferran a mi amor y a la verdad de mis promesas. Tus problemas se desvanecerán si los enfrentas con fe y con seguridad.

Hijita, hijito, si has leído hasta aquí las palabras que te he dicho, eres muy bienaventurado porque sabes y lo estás sintiendo cuánto en verdad te amo.  Te lo repito para que te quede claro y ya no temas: Todas las bendiciones que te he prometido, muy pronto las verás hechas realidad. Amén.