YO CREO SINCERAMENTE QUE DIOS ME GUIA A DECIRTE ESTO:

 

Dios Es Bueno Lo Lograre

 

Quita de tu mente todos los pensamientos de tristeza, de derrota, de suicidio, de muerte. DALE LA OPORTUNIDAD A DIOS, DE DEMOSTRARTE UNA VEZ MAS CUANTO EL TE AMA. Si estás leyendo esto, ya estas recibiendo la primera señal que le pediste. Otras vendrán mantén tus ojos y oídos, y sentidos espirituales abiertos y afinados. Si ves a alguien en necesidad, AYÚDALE. SI vez a alguien caer, levántalo.

Y SI VES EN TU ESPEJO UN ROSTRO  DE UNA NIÑA. O UN NIÑO TRISTE, DILE:   Tu eres amado por Dos, Y sácale una sonrisa a esa persona que ves en el espejo. Esa persona eres tu. UNA PERSONA CON UN GRAN FUTURO, Y UN GRAN PROPÓSITO.. En fin, podría escribirte toda la noche lo que estoy sintiendo por ti, ESE GRAN AMOR, ese gran cariño de UN PADRE CELESTIAL, LEAL Y SINCERO, que no te deja, no te abandona, y que ESTA NOCHE TE ESTA BUSCANDO, UNA VEZ MAS PARA AMARTE, y para que en sus brazos descanses y te olvides, de esos dolores que te quitan la paz.

Pero, DIOS QUIERE QUE SEPAS, que si  tus emociones gritan y tus pensamientos se confunden, ESTO NO SIGNIFICA QUE EL TE HA ABANDONADO,    Y es que nosotros como humanos le damos tanta importancia a lo que sentimos, y es bueno, cuando nuestra fe esta puesta en SUS PROMESAS  pero cuando los azotes de la vida debilitan nuestra carne, y estamos tan confundidos que no entendemos el camino, ES AHI CUANDO NUESTRA MIRADA DEBE ESTAR FIJA EN CRISTO, y no en lo que sentimos en nuestra carne y emociones.  Si alguien te dice, que Dios no esta contigo, NO LO CREAS .y lee esta carta que EL HA ESCRITO PARA TI.

QUIERO ESTO PARA TI, QUE APRENDAS A VERTE, COMO DIOS TE MIRA,

Olvida la preocupación, y duerme esta noche en SU AMOR, o si ya estás listo para tus actividades diarias, SAL A LA CALLE CON UNA SONRISA y confiando en que este día, EL TE DA TU VICTORIA.

Si lo crees, reenvía este correo a alguien que amas, a alguien que también necesite una palabra de aliento.

En el Nombre de Cristo Jesús AMEN.

Tu amigo

Hermes Alberto Carvajal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.