8 Cosas Que Deberías Decirles a Tus Padres Antes De Que Sea Demasiado Tarde

Nuestros padres son realmente lo mejor que tenemos en nuestra vida, después de Dios, son lo más importantes. Ellos darían todo por ti. Nunca podríamos pagarles el sacrificio que han hecho por nosotros desde el momento que nacimos. Pero sí podemos darle muestras de nuestro agradecimiento, día a día. Puedes esforzarte para que tus papás sepan lo mucho que tú los amas. Ser un buen hijo, ya de por sí es una muestra de agradecimiento, ¿cómo podemos ser buenos hijos? Obedeciéndoles. Recuerda que ningún ser en esta tierra dará por ti lo que ellos darían, su propia vida. Incluso, no olvides que es un mandato de Dios honrrar y respetar a nuestros padres.

Diles hoy a tus padres lo mucho que lo amas. Hazlo hoy porque quizás para mañana sea demasiado tarde.

Cosas que deberíamos decirle a nuestros padres:

1.- Pienso todos los días en ustedes. Así me encuentre ocupada, nunca salen de mis pensamientos.

2.- Estoy agradecida por todas las cosas que han hecho y dejado de hacer por mí. Me encuentro agradecida, porque sé que lucharon por mí en todo momento y me hicieron una persona de bien. A pesar de no darme cosas materiales, me dieron lo más importante; AMOR.

3.- Los amo demasiado. No existe nadie en este mundo que ame más que a ustedes. Ustedes me dieron la vida, me enseñaron a hablar, me acompañaron durante mis primeros pasos, me guiaron en mi desarrollo y, hoy por hoy soy lo que soy, por ustedes; porque en todo momento conté con su apoyo.


4.- Así me encuentre lejos, siempre los mantendré cerca. Así me haya mudado a otro país y haya hecho mi vida: nunca me olvidaré de ustedes y los mantendré cerca de mi vida y en mi corazón.

5.- Cada logro mío es un logró más de ustedes. Cada objetivo que cumpla, cada logro obtenido, después de Dios, se lo debo a ustedes. Quiero que se sientan orgullosos de mí.

 

6.- Me siento orgulloso por tener los padres que tengo. Nunca en la vida me arrepentiré de tenerlos a ustedes como padres, pues para mí han sido los mejores en este mundo.

7.- Tengo miedo de perderlos. Aunque yo sé que es inevitable que pase, no me imagino la idea de perderlos, no me imagino una vida sin ustedes. Pero si llegase a suceder, vivirán por siempre en mi corazón.

 

8.- Espero poder ser para mis hijos lo que ustedes fueron para mí. Simplemente  los mejores padres del mundo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.