DIOS TE DICE HOY: Vienen días de bendición

DIOS TE DICE HOY:
Vienen días de bendición, de  pasar tiempo en oración, de cosechar el fruto de tu fe y tu determinación. Viene ese día en el que llorarás de felicidad reirás de alegría. Pero hoy tienes que creerme, no puedes detenerte, si un obstáculo se opone enfréntalo con firmeza y al derribarlo, del cielo se abrirán las puertas  y lloverá sobre ti abundante provisión.

Los días llegan, el tiempo pasa. La vida continua, cada mañana el sol se levanta y me recuerda que habrá una nueva oportunidad para mi vida, nuevos momentos de alegría, diferentes retos que enfrentar con las nuevas fuerzas que recibo de la palabra santa y poderosa la cual me dice ciertamente  que Dios estará a mi lado haciéndome compañía,  en lo noches negras, en los días claros, en medio de las tormentas, en las leves lloviznas.

Vienen días de bendición, porque así lo dice mi Dios santo. Bendición es recibir el gozo que viene de lo alto, la provisión divina que satisface y llena.

Bendición es enfrentar todo conflicto con la seguridad de que no seré vencido. Bendición es entregar mi vida en servicio a quien más me ha dado, al Dios que me ha salvado. Bendición es compartir con quien más lo necesita, bendición es enfrentar rechazos y persecuciones por amor a Jesucristo.

Bendición es alegría, bendición es fe y paz en medio de la lucha y el dolor, de la tristeza sombría.

Bendición es levantar mi rostro y sonreír como si mis ojos viesen al Rey que me cuida y me guía.

Bendición es estar contento con el pan de cada día y confiar en mi Pastor divino, El me proveerá lo que mi alma anhela, lo que mi cuerpo necesita.

El me dará sabiduría para preparar mi espíritu, para crecer cada día y ser un siervo fiel en todo.

En su palabra Dios me ha dicho que vienen días de bendición, y bendición vendrá. Así lo creo, porque la palabra de mi Padre Santo, siempre se cumplirá.

Escrito por Hermes Alberto Carvajal