Encomiendo a ti mis pensamientos.

ATENCION: A NUESTROS LECTORES, ESTAMOS HACIENDO CAMBIOS EN ESTA PAGINA, GRACIAS POR SU PACIENCIA. SI TU ENCUENTRAS ARTICULOS O IMAGENES QUE NO DEBEN DE ESTAR EN ESTE SITIO WEB O NO SON APROPIADOS PARA LA FAMILIA, POR FAVOR, ENVIANOS ENLACE A contacto@diosesbueno.com

“Dios te amo y con todo mi ser encomiendo a ti mi vida mis pensamientos. Dame fuerza para aguantar las pruebas que has puesto frente a mí. Por tu ayuda. Amén”

Dice un versículo en la escritura que antes de iniciar nuestra jornada, nuestro viaje, nuestros planes, debemos encomendar, entregar, nuestro camino a Dios:

“Encomienda al Señor tu camino, y confía en él; y él hará.” Salmos 37:5

Pero al otro versículo muy poderoso que parece significar lo mismo, pero si lees el contexto y aún las mismas palabras te dicen algo muy especial acerca de encomendar lo que hacemos a Dios.

“Encomienda al Señor tus obras, y tus pensamientos serán afirmados.” Proverbios 16:3

Cuando encomiendas a el tu camino debes de estar consciente que a la vez también estás entregándole tus pensamientos. Es en el área de la mente donde tenemos probablemente la más grande batalla. Claro como siempre tienes todo el derecho de no estar de acuerdo conmigo y puedes interpretar los versículos anteriores cómo te pegue la gana.

La verdad es que para Dios es muy importante que le tomemos en cuenta y reconozcamos que para llevar a cabo los planes que humanamente nos hemos formado necesitamos definitivamente su ayuda.

Cuando entregas tus pensamientos a El, tú sabes que él te da la fuerza para sacar de tu mente todo pensamiento de derrota, y que no debes permitirle a tu lengua qué escupa  pensamientos funestos que sólo causarán el desánimo a ti y a los que te rodean.

También tú sabes que como ya has encomendado tus pensamientos a Dios tienes que tener cuidado de alimentar tu alma, tu mente, con su palabra, con escritos y testimonios de personas que ya han atravesado por situaciones similares a las tuyas.

No juegues el jueguito del rey desocupadito. Si no lo has jugado lo puedes bajar en la aplicación android de… Ah, no es cierto, te estoy jugando una broma.

Ese jueguito no existe en el mundo “Android”, ni en el “Iphone”, a menos que tal vez mi amigo Juan de Kupina, esté leyendo esto y se le ocurra inventarlo.

No, el rey desocupadito, era el rey David. (  ¿te acuerdas de el? Fue quien escribio algunos salmos populares.)

La Biblia claramente dice en 2 SAMUEL 11 qué era el tiempo en que los reyes tenían que ir a la guerra, pero al rey se le ocurrió quedarse en casa, y en vez de atender asuntos importantes se le fueron los ojos con la mujer casada más bella de la ciudad.

No se cuántas mujeres casadas se bañaran desnudas al aire libre, o dejan la ventana abierta  cuando se bañan, pero a Betsabé se le ocurrió hacer exactamente eso y como no había teléfonos en que entretenerse, el rey David andaba hurgando por las ventanas de su palacio y sus ojos se quedaron prendados de la bella mujer.

El  andar de “peeping tom”  (fisgón) lo llevó a desear a la mujer equivocada, lo cual lo debilitó causando que bajara la guardia y diera rienda suelta a todas las fantasías que un hombre rico y ocioso puede tener. En los días siguientes el rey David no sólo se convirtió en adúltero sino también en rebelde, mentiroso, asesino y piedra de tropiezo para los que lo ayudaron confabulándose con él para facilitarle los encuentros con la mujer y la muerte de El marido de ella.

Tienes muchas cosas importantes que hacer, en cierta manera eres un rey o una reina en Cristo, y no te puedes dar el lujo de tener una mente desocupada, y esto ocurre cuando no estamos concientes que también nuestros pensamientos tienen que someterse a Dios.

Es por eso qué debemos encomendarle nuestros pensamientos y recibir de él la fuerza para no ceder a las ocurrencias de nuestra mente. Créelo, si tu mente desocupada, cuando debería de estar ocupada, le da rienda suelta a tus pensamientos, no solo la derrota tomará el control de tu vida sino que también tienes la posibilidad de caer en pecados que jamás hayas imaginado.

Y yo sé que tienes mucha imaginación, pero esos pensamientos tuyos hay que usarlos para crear y no para destruir. Desgraciadamente a veces la prosperidad y la paz, pueden hacer que bajemos la guardia. Y nunca te preguntes:

  • ¿qué es lo peor que puede pasar? Yo no soy rico, ni guapo, ni soy el rey, (o rica, guapa  y reina)…

Como decía mi madre adoptiva: “Nunca falta un roto para un descosido”*, queriendo decir, que cuando andas en plan de “búsqueda” ( con quien pecar), de seguro hallarás  y a veces sin buscarlo, y solo cederás si tu mente esta de ociosa y tus pensamientos no están sujetos a Dios.

Sólo acuérdate del rey David y mejor encomienda tus pensamientos a Dios.

* El otro significado del dicho popular mexicano arriba mencionado es que: Aun personas que piensan que no encontrarán pareja por su situación financiera, o su apariencia fisica, terminan encontrando a la pareja ideal que los aceptará como son. Igualmente si andas buscando con quien pecar, aunque no estes guapo y aunque no seas rico, hay por ahi un diablo que anda buscando a quien devorar, y no dudes que te salga en el camino un, o una, candidato ideal para “pecar”. Cuidado.

Mira esta conferencia acerca de Dios y ciencia: Si tienes intención de aprender, entenderás lo que este cientfico dice.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com