Formemos Un Hermoso Hogar

 

Dentro de mi vida las cosas no fueron ni un poco sencillas.

Pase por muchos momentos extremadamente complicados,

días y noches en las que por nadie fui apoyado,

hasta que en un maravilloso día tú llegaste a mi lado.

 

Durante todo aquel tiempo comprendí lo que es el sufrimiento,

lo que es necesitar compañía, amistad y alguien que te dedique tiempo.

También supe qué se siente sentirse desilusionado y con un corazón en duelo

y supe lo que es llorar amargamente sin tener algún consuelo.

 

Cuando te conocí cambiaste mi mundo y cada uno de mis pensamientos.

No imaginé que amar a alguien fuera algo tan especial ni tan bello.

Me hiciste sentir que fue destruido aquel pasado perverso

y me ayudaste a construir un presente casi perfecto.

 

Hiciste tanto por mí que no sabría cómo agradecerte por todo,

me ayudaste a sanar y restaurar este corazón roto.

Te tomaste el tiempo de conocerme y ayudarme en todo

y supiste cómo hacerme sentir que no valgo poco.

 

Luego de meditar en todo esto que he pasado,

me di cuenta de algo que no me había percatado:

me puse a pensar en lo triste que fue mi pasado

y las muchas cosas que en mi vida he afrontado.

 

Luego de pensar en esto, comprendí algo más importante

y es que no quisiera que nuestros hijos lo mismo pasen.

No me gustaría que ellos sufran las mismas dificultades

ni mucho menos que sientan que no son queridos por sus padres.

 

Por esta razón, quisiera que juntos les ayudemos a tener un mejor futuro;

que los amemos, los protejamos; y por sus vidas nos preocupemos mucho,

que los cuidemos, que vivamos intentando asegurarles un buen futuro

y que todo lo que hagamos sea para encaminarlos en un buen rumbo.

 

Pero ¿sabes? Pensando en estas cosas también me puse a pensar en ti,

y pensé que tal vez no he hecho lo suficiente para que tú seas feliz.

Pero admito que me he esforzado bastante y todo contigo lo he intentado compartir.

Sin embargo, creo que puedo hacer mucho más que lo que hasta hoy he hecho por ti.

 

Desde hoy me propongo hacer todo para que tú seas la mujer más feliz del universo.

Quisiera que para ti sean todos mis detalles, mis canciones y también mis versos.

Así mismo, quiero entregarte todas mis emociones, decisiones y sentimientos.

Pero, sobre todo, quisiera dedicarte una gran parte de todo mi tiempo.

 

Quisiera hacer que te sientas tan feliz como te lo mereces,

pues yo mismo me siento dichoso de poder tenerte.

Quisiera que sientas esa misma dicha por a mí. Tenerme

de manera que te enamores más como me enamoras tantas veces.

 

Quisiera que te sientas como la princesa que eres,

que te des cuenta de que eres la más hermosa entre las mujeres.

Que sepas que para mí más grande tesoro tú eres

y que para mí es mejor estar contigo que estar con mil mujeres.

 

By Cristian Flores


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *