Jesús te esta llamando a que le conozcas más

Para muchos Dios está lejos. Algo que continuamente mencionamos aquí es el hecho de que prácticamente cada persona en este mundo tiene un concepto diferente acerca de Dios. Sigue leyendo abajo de la imagen.

Le entrego mi vida a Jesus

Vamos a enfocarnos en los creyentes en Jesús de habla hispana, en donde quiera que se encuentren.

A pesar de que nos une la misma lengua y algunas costumbres y muchas creencias similares, te vas a sorprender como, a veces bajo el mismo techo, en la misma familia, existen tantas ideas diferentes sobre Dios.

Quien es Dios, donde esta Dios, porque leemos la biblia, cual versión es la mejor, que es pecado, que es bueno, que es malo.

Pero hablando específicamente de Dios, unos piensan que tienen una relación cercana con El, pero para otros, eso no existe, ni tan siquiera saben que eso pudiera ser posible.

Para no profundizar demasiado en el tema vamos a ver estos puntos básicos.
– Dios es real. Algunos de hecho, piensan que Dios es “casi” real, o que es la “realidad de cada uno” pero Dios es más real de lo que muchos creen.

Aun algunos “creyentes” se sorprenden cuando ven como Dios trae cambios a sus vidas.

La mejor prueba de la realidad de Dios es la manifestación diaria de poder y la transformación de personas, familias y situaciones en todo el mundo. Sigue leyendo abajo de la imagen.

Sigue leyendo abajo de la imagen.
He visto personas transformadas, en su carácter, en su manera de pensar, en sus hábitos, y a veces hasta en su apariencia física, tan solo por haber entregado su vida de corazón a Jesús.

Dios es real, su poder es real.

Jesús es real, para la frustración de muchos, si Jesús es real.
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan 1:14

Esto que voy a decir lo he escuchado de personas eminentes en el área de arqueología, antropología y otras disciplinas similares:

No hay ningún arqueólogo serio en Israel, que niegue que Jesús haya existido.

Para ellos, que han trabajado directamente en excavaciones arqueológicas o que han investigado documentos históricos, la existencia histórica de un joven llamado Jesús, es más real que el sol mismo. Para ellos no hay duda.

Alguno de ellos me comentó una vez que le divertía como algunos historiadores o arqueólogos americanos todavía se atreven a debatir que Jesús no existió.
No hay duda, Jesús fue y es real.

También lo vemos en la transformación de personas, que renacen de la tristeza mortal a una alegría divina, todos los días, en todos los lugares del mundo.

Muchos que estamos leyendo somos testimonio de este poder.

Creemos en el testimonio de las escrituras, tanto las hebreas, que fueron usadas por Jesús y los apóstoles y discípulos de los primeros días y también los libros y cartas que fueron agrupadas en el “Nuevo testamento”.

la bilblia

El Apóstol Pablo le escribió a su discípulo Timoteo: “y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden dar la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús.” 2 Timoteo 3:15

Sabemos que existen varias traducciones y ahí también cada persona escoge la que traducción que más le gusta y aunque la intención de Dios no fue que se escribiera “un libro” que solo unos cuantos pueden interpretar correctamente, aún así, muchos se adjudican la autoridad única para enseñar sobre Dios. Totalmente alejado de la realidad.

De hecho, el mismo aposto Pedro advirtió que las escrituras son inspiradas por Dios y que son para uso y edificación de todos y no de “interpretación o propiedad privada”.

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu” Santo. 2 Pedro 1: 19-21

Pero la verdad es que, la biblia, en cualquier traducción, nos da testimonio de que Jesús es el Verbo hecho carne, el Hijo de Dios, como lo dicen las escrituras.
No vamos a profundizar más porque sabemos que existen expertos que pueden enseñar mejor sobre el tema.

El problema de creerse experto en estos asuntos es que, aun hoy en día, lo que vale es la manifestación del poder de Dios en la vida del oyente y no que tan buen maestro sea el predicador. El mismo apóstol Pablo lo dijo:
“Y ni mi mensaje ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder” 1 Corintios 2:4

Solo queremos dejar claro que el poder de Dios también se manifiesta a través de la palabra inspirada escrita de Dios. Letra sin poder, es letra sin vida, conocimiento sin fin alguno.

Créeme, que lo poco que puedas aprender de Dios, puede transformar tu vida de una manera poderosa.

Las razones arriba mencionadas son sencillas, pero verdaderas.

Para nosotros que creemos en Dios, que hemos entregado literalmente nuestra vida entera a Jesús, y que somos testimonio del poder del Espíritu Santo, la realidad de Dios es indiscutible.

Pero, la verdad es que, no todos llegamos a la misma conclusión de la misma manera.
Algunos han conocido a Jesús a través de una experiencia dramática en sus vidas, otros sencillamente lo conocieron desde la niñez, otros en su vejez, otros a través del estudio bíblico, pero, repito, Dios es real, tan cierto como el aire que respiramos, como dice un canto.

Te invito a que sigas alimentando esa inquietud de conocer más de Dios.

Nuestra misión en Dios es Bueno es prender la llama inicial de tu interés o tu curiosidad, mostrarte la senda, darte a conocer de las maravillas, la paz, la felicidad, la transformación que puedes encontrar en Jesús, esa es nuestra labor, pero, habrá otros que vengan y te ayuden en tu crecimiento ahí donde vives, que te darán testimonio y te mostrarán con sus vidas y sus conductas que Jesús es real, está vivo, te ama, te está llamando y quiere darte salvación y vida eterna.

Dios seguirá hablando a tu vida. Ven a nuestra página en Facebook cada día y mira los videos que publicamos para ti y para tu familia con mucho amor.