Deja tu preocupación y conéctate con Dios

Un mes empieza y ya sentimos la fortaleza y la paz que nuestra fe en Dios nos da.

Tan solo con creer, en la realidad de un Dios vivo, en la palabra y promesa inquebrantable que nos ha sido dada y al recordar tantas maravillas que hemos vivido y hemos visto con nuestros propios ojos, todo eso nos da confianza, paz, esperanza y también nos ayuda a que se incrementen otras virtudes que realmente necesitamos para vivir. Paciencia, sabiduría, prudencia, aprendemos a estar quietos y a observar el mundo y las personas a nuestro alrededor.

Dios es bueno

Tenemos que observar para aprender, estamos tan ocupados a veces que ni siquiera hemos conocido y disfrutado todo lo que nos rodea. Nuestra ciudad, su naturaleza, sus calles y su belleza.

La risa de la gente, el saludo de una anciana, la sonrisa de los chicos que caminan a la escuela, el canto de los pájaros. Pero, espera, ¿de que estoy hablando? Un chico de 14 años se me quedó mirando extrañado, como si yo le hablara de un mundo raro.

Yo que tú, y, de hecho, lo estoy haciendo, voy a cerrar mis pantallas, por algún tiempo, y voy a tratar de volver a aprender del mundo que me rodea.

Son tantas las sorpresas que podremos ver y nos daremos cuenta de que nos estamos perdiendo de tantas cosas por estar pegados a nuestras ocupaciones, nuestras pantallas, nuestras cosas.

Está bien trabajar, prepararse, luchar, aprender, pero nos estamos olvidando al mismo tiempo de la verdadera razón por la cual hacemos todo.

Amar a Dios

Se supone que lo hacemos porque queremos vivir, pero si no disfrutamos de la vida, si no estamos conscientes de las bendiciones que nos rodean, si seguimos angustiados porque esperamos una respuesta de Dios que aparentemente no llega, es que tal vez estamos muy desconectados de la manifestación de Dios en el mundo que nos rodea.

La biblia dice que “Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas” en Romanos 11:36

La creación de Dios, la naturaleza, los animales, los seres humanos, el cielo y las estrellas, las estaciones del año, realmente todo lo que existe fue hecho para su gloria.

Y si empezamos a disfrutar un poco de su creación, empezaremos a entender muchas cosas, y ahí posiblemente nos demos cuenta de que una respuesta a nuestra oración que tanto anhelábamos estuvo frente a nosotros todo el tiempo, y no la veíamos porque estábamos totalmente desconectados de todo el mundo real, de la maravillosa creación de Dios.

Ven y mira todos nuestros videos, te serán de mucho apoyo en el crecimiento de tu fe y en tu conocimiento de Dios.