LA AMARGURA ES UN MAL QUE USA EL ENEMIGO PARA DAÑAR A LA IGLESIA

Portrait of a furious woman screaming

LA AMARGURA ES UN MAL QUE USA EL ENEMIGO PARA DAÑAR A LA IGLESIA.

La amargura se expresa como una punzada dentro del corazón de una persona, esta se produce cada vez que alguien ve u oye a otra persona; esta amargura es la consecuencia de no haber perdonado a alguien por haberse sentido ofendido o disgustado con una persona a quien no se le perdonó por la ofensa recibida, la amargura por lo general presenta otros síntomas a los cuales se le puede decir también “amigos de la amargura”, todos estos amigos de la amargura también son pecados y la biblia los expone diciéndonos que los quitemos de nosotros:
“Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia” (Efesios 4:31)
Estas son evidentes cuando una persona vive “culpando” a otra persona por algo malo que sucedió; y esto es algo que a muchos nos ha sucedido muchas veces y además nos ha alejado de muchas cosas buenas, pero Dios quiere que nos despojemos de la amargura y de “las amigas de la amargura”, perdonando y reflejando la misma misericordia con la que Dios nos perdona.
 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4:32)

Esta misma amargura es la que impide a muchos a que alcancen las promesas y las cosas que Dios les ha preparado; pues esta amargura es como una gran piedra de tropiezo que impide que muchos continúen avanzando en los caminos del Señor; lo peor de todo es que esta amargura contamina a los demás cristianos de una iglesia pues las personas con amargura en el corazón lo que hacen es “incitar a los demás hermanos” a que critiquen a la persona que les hizo daño porque dicen que es una persona muy mala,  usan muchos argumentos y hasta se hacen pasar por victimas para que los demás integrantes de la iglesia crean que está bien su manera de pensar.

 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados” (Hebreos 12:15)

La amargura produce muchas consecuencias dentro de una persona; entre todas estas puedo hacer  mención en este día de 5.

1) LA PERSONA CON AMARGURA NO ENTIENDE QUE PROPÓSITO TIENE LA SITUACIÓN QUE ESTA ATRAVESANDO.
Cada vez que nos sucede algo malo es una situación que Dios permite para enseñarnos algo, pues a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan para bien; sin embargo cuando una persona esta presa por la amargura, no podrá ver las cosas maravillosas que Dios quisiera darles al pasar esa difícil situación; pues una persona que tiene amargura en el corazón se la pasará quejándose y justificándose en vez de tratar de concentrarse en que es lo que Dios está tratando de enseñarle.

2) LA PERSONA QUE TIENE AMARGURA CONTAMINA A LAS QUE ESTÁN A SU ALREDEDOR
Como les mencioné hace un momento la amargura es algo que se contagia a las demás personas y la razón por la que sucede esto es porque la persona que se siente ofendida o amarada buscará que los demás se compadezcan de él y que le ayuden a combatir a la persona que supuestamente le hizo daño, esto generará que muchos le apoyen y terminen siendo contaminados por esta persona.

3) LA PERSONA QUE TIENE AMARGURA NO TENDRÁ UNA PERSPECTIVA CORRECTA ACERCA DE LAS COSAS”
Cuando una persona tiene amargura en el corazón vive tan aferrada a su molestia que no logra comprender como son las cosas realmente, empieza a quejarse por lo que tienen los demás, por las cosas que le faltan, etc.
El salmista Asaf nos menciona algo similar, y dice que casi se desvía del camino del Señor por que estuvo guardando una clase de rencor contra las personas malignas que tenían mucho.
“En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies;
Por poco resbalaron mis pasos.

Porque tuve envidia de los arrogantes,
Viendo la prosperidad de los impíos” (Salmo 73:2-3)

4) LA PERSONA QUE TIENE AMARGURA SE COMPORTARÁ COMO UNA PERSONA SABIA PERO LO HARÁ PARA DAÑAR A OTROS.

Las personas que tienen amargura en el corazón aparentarán saber mucho, pero este supuesto “conocimiento” o esta supuesta “sabiduría” la usarán para hacer mal, buscando lastimar con sus palabras a las demás personas, pero la sabiduría que proviene de Dios es para edificación de los demás y para el buen consejo de los demás hermanos; la sabiduría que poseen las personas con amargura es una sabiduría terrenal y que proviene del enemigo.

“Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;  porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica
Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.

Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía” (Santiago 3:14-17)


5) LAS PERSONAS CON AMARGURA TIENES DIVERSOS PROBLEMAS FÍSICOS Y EMOCIONALES.
Lo que el diablo quiere es matar y destruir a todas las personas y por ello comúnmente usa la amargura para destruir a muchas personas; pues cuando una persona experimenta un nivel alto de amargura empieza a estresarse pensando en cómo se vengará de la persona o las personas que le hicieron daño; como consecuencia de este estrés le viene depresión, mucha ira, etc. Y hasta problemas físicos como dolores de cabeza, dolores en el cuerpo, mareos, etc.

Lo que las personas tienen que hacer cuando están experimentando esto es aceptar su problema, entregar este problema a Dios, perdonar a la persona que le ofendió e ir a la iglesia pues allí encontraran las respuestas que necesitan.
“Hasta que entrando en el santuario de Dios,
Comprendí el fin de ellos” (Salmos 70:17)
“Se llenó de amargura mi alma,
Y en mi corazón sentía punzadas.

Tan torpe era yo, que no entendía;
Era como una bestia delante de ti…
Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien;
He puesto en Jehová el Señor mi esperanza,
Para contar todas tus obras.” (Salmos 70:21-22,28)

Espero que este pequeño mensaje haya sido de bendición para ti; Dios te bendiga.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.