POEMA CRISTIANO: “EL DÍA DE LA BODA”

Wedding portrait of kissing just married young couple of groom and bride

POEMA CRISTIANO: “EL DÍA DE LA BODA”

Amada mía, te espere tanto tiempo, mas hoy estas junto a mi Fueron tan largas las horas, los días no terminaban; mas hoy estas aquí

Muchas veces sentí temor pensando en que tal vez no terminaría así pero me aferre a la esperanza de que Dios te ha creado para mí…

Tanto tiempo que quise estar cerca de ti y hoy puedo tomarte de la mano

Pero sin duda puedo decir hoy que fue lo mejor el haberte esperado pues todo se ha convertido mucho mejor de lo que había soñado ya que luego de esa larga espera, hoy por fin tu estas a mi lado

¡El día que tanto esperamos ya ha llegado! estamos juntos y en gran manera emocionados esperando que todo ya mismo esté terminado Y que llegue ese momento en el que te de un beso y te diga “te amo”…

Estas tan bella con ese vestido blanco, Hermosa; aún más de lo que había soñado y yo junto a ti, en este momento me siento tan inspirado que quisiera escribir mil poemas más diciéndote que de ti estoy enamorado

Amada mía; tu eres la esposa más hermosa que he visto y me siento dichoso de poder compartir mi vida desde hoy contigo

Prometo que seré tu compañero, tu confidente y también tu amigo

Y que cuidaré tu corazón como al mejor tesoro que haya existido A mí me alegra en gran manera el saber que siempre podre contar contigo pues cuando me sienta algo triste, preocupado o sin aliento tu estarás allí conmigo y si llegara un día en el que no sepa que hacer y me encuentre confundido sé que podre pedirte un consejo y tus palabras a mi alma le traerán alivio.

Y en este día tan especial yo quiero decirte que por nada en el mundo quisiera herirte que luchare tratando de que la esposa más amada llegues a sentirte y de que en todo tiempo con lindos detalles tratare de consentirte

Amada mía quiero decirte una vez más lo mucho que te amo que no hay día en el cual me pase un momento sin dejar de estarte pensando que tampoco hay noche en la cual yo no este contigo soñando pues eres la dueña de los pensamientos que tengo a cada rato

y eres la persona que me anima cada día a seguir luchando

Gracias Dios mío porque tu voluntad es mejor de lo que habíamos pensado aunque para que se haga realidad bastante tiempo hemos esperado pero ha sido lo mejor que a ambos nos ha sucedido por lo tanto siempre te estaremos agradecidos

Valió la pena tantos días de oración, Porque siempre oíste nuestro clamor Ya que supiste lo que anhelábamos en nuestro corazón y por ello nos premiaste con esta hermosa bendición.

Pero nos hiciste esperar el tiempo correcto para que te demostremos que este amor es verdadero Y para que con tu bendición se convierta en un amor eterno el cual busque de tu presencia todos los días, en todo tiempo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.