Remedios caseros con yogur para una piel radiante

El yogur es un componente espectacular para embellecer y cuidar nuestra piel de forma natural. Sus efectos mágicos sobre las células de la piel ayudan a renovarla y a hacerla impecable en todos los aspectos posibles.

Este producto lácteo está cargado de nutrientes como vitamina B, calcio, ácido láctico y zinc, que son individualmente funcionales para varios problemas de la piel y podrían proporcionarnos el tono de piel que siempre hemos anhelado.

Lo mejor de usar yogur para nutrir la piel es que no solo funciona para uno o dos problemas particulares de la piel, sino que también beneficia a nuestras células cutáneas en múltiples maneras, como aclarar el tono de la piel, exfoliar de forma eficiente, hidratar de forma natural, reducir las manchas, eliminar imperfecciones y mucho más.
Esta vez estamos incrementando su poder nutritivo combinando el yogurt con otros productos beneficiosos para la piel para hacer algunos paquetes faciales poderosos.

Yogur para el acné y la piel sana

1) Yogur con miel: limpia los poros y cura la piel. 

La miel está cargada de nutrientes, antioxidantes y varios compuestos curativos, que son inmensamente beneficiosos para el embellecimiento de las células de nuestra piel.
La miel funciona como un producto blanqueador natural cuando se fusiona con el yogur y limpia los poros al exfoliar las células de forma muy eficiente.

Cómo hacerlo. 

Para hacer esta mascarilla facial, necesitarás 1 cucharada de yogur sin azúcar, 1 cucharada de miel orgánica, un bol pequeño y una pizca de canela en polvo.
Combina todos los ingredientes en el tazón y mezcla homogéneamente con un tenedor.
Después de esto, limpia tu cara con agua, seca y aplica la mascarilla en toda la cara, excepto debajo de los ojos.
Déjala actuar durante 10-15 minutos y luego, lava con agua tibia.

2) Yogur con limón: uniforme tono de piel y reduce las manchas. 

Los limones son ricos en vitamina C. El limón es un ingrediente de cocina común que podría embellecer nuestro tono de piel y resolver varios problemas en la dermis. El jugo de limón es rico en diversos nutrientes que nos brindan numerosos beneficios de belleza como aclarar el cutis, curar el exceso de grasa y reducir las manchas.
Este jugo beneficioso funciona como un componente de blanqueamiento natural cuando se amalgama con yogur, por lo que puede deshacerse del vello facial no deseado permanentemente.  Puedes agregar esta mascarilla a tu rutina seminal de cuidado de la piel.

Cómo hacerla.

Tome 1 cucharada de yogurt normal y la mitad de un limón y únalos en un tazón. Espolvoree un poco de azúcar y bata todo continuamente, hasta que el azúcar se disuelva por completo.
Luego, aplica esta mascarilla en tu cara limpia y déjala allí por 15 minutos. Lava con agua normal y seque con una toalla suave.

3) Yogur con cúrcuma: una piel más brillante y saludable libre de acné. 

La cúrcuma está llena de propiedades antiinflamatorias junto con compuestos antibacterianos, antisépticos y antioxidantes, que funcionan positivamente para obtener una piel brillante y sin problemas.
Este simple ingrediente de cocina funciona como un producto profesional para el cuidado de la piel desde el período antiguo y sirve para blanquear de manera natural al unirse con yogur.

Cómo hacerlo.

Tome 1 cucharada de yogur natural junto con 1 cucharadita de cúrcuma orgánica, ½ cucharada de miel y unas gotas de lima fresca en un recipiente para mezclar. Batir con un tenedor hasta que se forme una pasta espesa.
Aplique esta mascarilla en toda la cara, excepto en los ojos. Déjelo actuar por 15-20 minutos y luego lávelo con un poco de agua tibia.

4) Yogur con avena: para la exfoliación de células muertas de la piel. 

La avena es un producto espectacular para exfoliar las células muertas de la piel y extraer todos los elementos dañinos de ésta de forma natural.
También sirve para disminuir el exceso de grasa y la suciedad de los poros de la piel y encoger los poros feos de manera hermosa.

Cómo hacerlo. 

Mezcle 1 cucharadita de yogur y 1 cucharadita de harina de avena junto con 1 cucharadita de miel orgánica en un tazón pequeño.
Limpie su cara con agua o un limpiador ligero y aplique esta pasta espesa en toda su cara.
Deje actuar por 15 minutos y cuando le dé una sensación de elasticidad, lave la cara con agua fría.
Luego de secar con una toalla la cara aplique unas gotas de aceite de oliva y masajee suavemente.

5) Yogur con pepino: reduce los círculos oscuros y los ojos hinchados. 

El pepino está lleno de muchas buenas propiedades que benefician a nuestra piel, por lo tanto, se considera uno de los mejores ingredientes para cuidar las células de la piel de forma natural. El pepino tiene el efecto mágico para atenuar el tono oscuro de la piel y reducir la decoloración en nuestra cara.
También ayuda a desvanecer las ojeras, disminuir los ojos hinchados, desvanecer las pecas, blanquear la tez normal, eliminar las quemaduras solares y tensar los poros magníficamente.

Cómo hacerlo.

Tomar 1 cucharada de yogurt griego simple con 1 cucharadita de pepino completamente rallado o hecho puré y 1 cucharadita de miel cruda en un recipiente para mezclar.
Únelos bien y aplícalo cuando obtengas una pasta gruesa y suave. Después de masajear la mascarilla en su cara en un movimiento circular, déjelo secar allí durante 15-20 minutos. Retire con agua tibia y seque con una toalla suave.

6) Yogur con guineo: aumenta el flujo sanguíneo y nutre la piel.

El guineo es una fruta súper favorable para el embellecimiento de la piel, que está cargado con propiedades y nutrientes beneficiosos.

El banano aumenta el flujo de sangre en tu rostro y nutre las células de forma espectacular más que cualquier otra mascarilla efectiva. La banana renueva las viejas células y le da a toda la superficie un aspecto completamente nuevo mientras se mezcla con yogur.

Cómo hacerlo.
Tome ½ guineo maduro y páselo por su procesador de alimentos. Coloque luego en un tazón y añada 1 cucharada de yogur sin azúcar junto con 1 cucharadita de miel orgánica. Después de unirlos bien, aplique la mascarilla en toda la cara y el cuello. Espere 20 minutos y luego enjuague con agua normal.