TRATEMOS A LAS COSAS COMO “COSAS” Y A DIOS COMO “DIOS”

casual woman looking to save money in a piggy bank

TRATEMOS A LAS COSAS COMO “COSAS” Y A DIOS COMO “DIOS”

Hay un grave problema dentro de la tierra y es que las personas han empezado a darle un valor demasiado elevado a las cosas materiales y al dinero, muchos le han dado un valor tan alto de modo que para ellos esas cosas valen mucho más que Dios, sin embargo han olvidado que Dios tiene que ser la prioridad ante todo por ser Dios, el creador y el dueño de todas las cosas que podemos tener.

“Mas buscad PRIMERAMENTE el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33)

La biblia nos cuenta acerca de una “serpiente de bronce” que en su momento mando Dios a formar para que las personas que estaban siendo mordidas por serpientes en ese instante no mueran
“Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía” (Números 21:9)

Pero el problema que surgió luego fue que Israel no comprendió que esa imagen no era la que sanaba; sino Dios; y la empezaron a adorar por que creyeron que era una serpiente milagrosa y por qué además tenía un cierto valor por ser de bronce; y por ello le llamaban “Serpiente de bronce”.
Una de las razones por las que también era tan apreciada esta estatua con forma de serpiente hecha en bronce era porque el mismo “Moisés” la hizo; es como si en este tiempo el presidente regale a alguien algo que hizo, obviamente será muy valioso para la persona que reciba esto pues ha sido hecho por su “Presidente”. Sin embargo delante de Dios todas las cosas sin importar quien las ha hecho son simples cosas; esto es algo que Israel no comprendió.

Hasta que en cierto momento levanto Dios a un siervo suyo conforme a su corazón, del cual Dios dio un testimonio muy bueno, pues mencionó acerca de él lo siguiente:
“En el tercer año de Oseas hijo de Ela, rey de Israel, comenzó a reinar Ezequías hijo de Acaz rey de Judá…
Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre…
En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni DESPUÉS ni ANTES de él HUBO OTRO como él entre todos los reyes de Judá” (2 Reyes 18: 1, 3, 5)

Una de las principales razones por las que Dios habló tan bien de este rey llamado “Ezequías” es porque se enfrentó a las costumbres erradas que los Israelitas habían adoptado, entre ellos estaba la adoración de distintos dioses y de la estatua con forma de “Serpiente” hecha de bronce por Moisés.
Ezequías empezó a DESTRUIR todos los ídolos y lo interesante en esta persona es que Dios le revelo el intrascendente valor que realmente tiene todo objeto; pues el destruía todo ídolo (de metal, plata, oro, bronce, etc) porque sabía que eran simples COSAS y que por ende no merecían tanta importancia como Dios.
Por esa razón él le llamo “cosa de bronce” a la imagen que todos llamaban “serpiente de bronce”.
“El QUITÓ los lugares altos, y QUEBRÓ las imágenes, y CORTÓ los símbolos de Asera, e HIZO PEDAZOS la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó NEHUSTAN (cosa de bronce)”
(2 Reyes 18:4)

El problema con nosotros radica en que tenemos muchos “lugares altos”, estos son los altares en nuestro corazón dedicados a alguna cosa o persona a la que valoramos más que a Dios; pero lo que hoy tenemos que hacer es quitar ese altar y poner en su lugar un altar de adoración al Señor.
Otro problema es que tenemos imágenes malignas en casa, esas imágenes que consideramos inofensivas las cuales son de películas de terror, figuras malignas, etc. Pero lo que tenemos que hacer es quebrar todas estas imágenes malignas.
Otro problema que tenemos los cristianos consiste en que tenemos muchos “Símbolos”, estas son las figuras que representan a cosas malignas, por ejemplo las figuras de zombies que muchos tenemos en casa y nos parecen cosas inofensivas, mientras en realidad son representaciones de “endemoniados”, pues los zombies son seres que viven guiados por un ser maligno que les lleva a hacer cosas malas en contra de su voluntad al igual que los “endemoniados” pues ellos también hacen cosas malas en contra de su voluntad. Los cristianos que amamos el bien tenemos que cortar todos estos símbolos malignos que tengamos en casa.
Y lo más importante que tenemos que hacer es “HACER PEDAZOS” las “Serpientes de Bronce” que tengamos, estas son aquellas cosas que por tener un valor alto (costosas) nos parecen demasiado importantes a tal punto que deshacernos de estas se nos hace algo imposible, pero si tú realmente amas a Dios tienes que “Hacer pedazos” a ese valor tan grande que tienen y la única forma en la que dejarán de ser tan valiosas es llamándolos por lo que son y todas estas son “COSAS”, ya sea de plata, oro, bronce, aluminio, metal, etc. Pero son simples “Cosas” y cuando empieces a tratar a estos objetos como “cosas”, se hará “pedazos” la idolatría que tenías con dicho objeto.

Por todo esto te digo hoy: “Aprende a tratar a todas las COSAS como simples COSAS y así podrás apartar todo ídolo material de tu vida”.

Recuerda que sólo a Dios tienes que amar con todas tus fuerzas porque sólo él es Dios y que todas las demás cosas tienen que ser tratadas como simples “cosas” pues no valen la pena comparándolos con las grandes cosas que Dios tiene para los que le aman.
“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente” (Mateo 22:37)

Espero que esta predica haya sido de bendición para tu vida.
Dios te bendiga.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.