Yo te bendeciré en este nuevo mes

Yo te bendeciré en este nuevo mes, pero quiero que hagas esto, deja el mes que ha pasado atrás y no vuelvas a acordarte de todas esas situaciones y personas que buscaron lastimarte.

Venciste, estás de pie y eso es lo que cuenta.

No has abandonado tu fe y estás listo para seguir luchando y volverás a ser victorioso sobre toda oposición y terminarás este nuevo mes triunfando.

Quiero que de ánimo te llenes y que de tu mente se vaya la ansiedad, te mando que en los días que vienen te aferres una vez mas a mi palabra de verdad.

Son muchas las victorias que vienen a tu vida y el éxito no debe distraerte, pon tus pies sobre la tierra, mantén tus sentidos alerta, no dejes de orar, enfócate en el camino que tienes por delante y no desvíes tu mirada hacia asuntos insignificantes.

Viene un mes de prosperidad, hay muchas cosas importantes por hacer, con todas tus fuerzas tienes que avanzar, y cuando te sientas cansado yo vendré a ti y te cargaré en mis brazos, te daré las fuerzas que necesitas, te infundiré aliento.

Ponte a pensar… si estoy contigo y si nada ni nadie te puede derrotar, puedes llegar muy lejos.

Si para mí no hay nada imposible y si has creído en lo que te digo podrás lograr todos tus sueños.

Muchos de ellos tomarán esfuerzo y tiempo, pero yo te daré todos los recursos, la inteligencia, la sabiduría, los dones y talentos.

Sueña, te lo pido, sueña que vuelas muy alto. Sueña que llegas hasta un lugar donde serás bendecido con abundancia, salud y prosperidad, donde tú y tu familia tendrán más que suficiente para repartir y para dar.

Te he escogido para que tu y los tuyos sean de bendición para los demás, y en los días que vienen empiezan una jornada nueva.

Así será porque yo lo digo, pronto verás grandes milagros y tu corazón será testigo de que mi poder es real y verdadero.

No estoy tomando en cuenta tus errores y tus fallas, yo te amé desde antes de nacer, te he perdonado, tu no me escogiste a mí, YO TE ESCOGÍ A TI PRIMERO.

He decidido bendecirte y lo haré, recibe mi bendición con cariño, acéptala con amor, créela con fe.

Amén