6 Actitudes Que No Te Dejarán Ser Feliz Jamás

actitud negativaA veces es muy difícil darnos cuenta de nuestros propios errores. Nos cerramos a la posibilidad de que seamos nosotros quienes fallamos y sentimos que todo lo que nos rodea está en nuestra contra, llegando a no comprender por qué no somos felices a pesar de nuestros esfuerzos para serlo. Por ello, hoy haremos un ejercicio mental, para que podamos saber si nuestra forma de ser está afectando el cómo nos ven los demás.

Te vamos a mencionar y describir 6 actitudes negativas, que pueden estar afectando tus relaciones interpersonales sin darte cuenta. Así que, si al ir leyendo cada una de ellas, te das cuenta de que se parecen mucho a tus acciones, es hora de reflexionar antes de que te quedes totalmente solo(a).

1.    El todopoderoso

Una actitud típica de aquellas personas que se creen indispensables dentro de un grupo, empresa o puesto de trabajo, no dejan nada para nadie con el fin de demostrar que tienen todo bajo control; no saben delegar funciones si trabaja en equipo y, en caso de delegarlas siempre está en todos lados asegurándose de que se haga como ella lo desea.

Este tipo de personas cree que nadie puede hacer lo que ellas y se sienten autosuficientes; es por ello que, las personas que están a su alrededor suelen sentirse incómodos con su actitud porque las hace sentir inferiores o que su trabajo no es bueno y terminan alejándose de esta para evitar discusiones.

2.   La oportunista

Este tipo de personas terminan en muchos problemas, debido a que son de las que espera que un compañero o compañera de trabajo falle para ellas brillar. Son las personas que disfrutan cuando otro se equivoca porque ese es su momento de demostrar lo buena que es.

Este tipo de personas normalmente termina solo y sin amigos, porque se dan cuenta de sus malas intensiones y la forma en que ha logrado obtener lo que tiene. Recuerda que obtener un beneficio a raíz del sufrimiento de otra persona, nunca será una buena actitud para quienes son hijos de Dios.

3.   La rencorosa

Una persona rencorosa es aquella que guarda en su corazón cosas sucedidas en el pasado que la hirieron o hicieron sentir mal, esperando el momento adecuado para devolver el daño recibido. El rencor se parece mucho a la venganza y tiende a cegar a la persona que experimenta este sentimiento a tal punto de dejar que ello afecte su entorno.

Si tú guardas rencor en tu corazón, vivirás atado a un sentimiento que te consume a pasos agigantados, pero lo peor de todo es que arrastras contigo a quienes se cruzan por tu camino. Por eso, algunas personas, aunque quieran entrar en tu vida para bien, se verán alejadas por tu actitud.

4.   La Juez

Esta es la persona que no asume sus propios errores, sino que culpa a los demás. También es aquella que juzga a las personas de buenas a primeras y no les brinda la oportunidad de defenderse o demostrar que está equivocada. Para este tipo de personas es si o no, nunca habrá un tal vez, pero si era no cuando ella dijo sí, sabrá muy bien a quien hacer culpable de ello.

Este tipo de personas suele ser muy temida, ya que no mide las consecuencias de sus acusaciones, perjudicando a aquellas personas que se ven juzgadas ante otras personas a veces sin justificación alguna. El andar con el dedo señalando las imperfecciones de los demás, hace que las personas se alejen, porque a la final nadie es perfecto.

5.   La imitadora

Una de las más despreciadas de las actitudes, ya que este tipo de persona no puede ver a otra haciendo algo que los demás aplaudan porque también querrá hacerlo.

Es el típico ejemplo del señor de la bodega que coloca una al frente del vecino porque se dio cuenta de que a él le va bien, ella que ve a su amiga con un vestido y al otro día se compra una igual porque a ella le quedará más bonito. Por esto, a la imitadora se le suele asociar con una persona envidiosa.

6.   La mentirosa

Es muy común (pero no normal) que algunas personas mientan para salir de un apuro, pero la persona mentirosa miente en todo momento para hacer creer a los demás, cosas que son falsas. Algunas cambian hasta su apellido para que su nombre se escuche profesional; suelen mentir con la edad, lugar donde viven, experiencias de vida y lo más frecuente es que suelen justificarse ante el no cumplimiento de sus funciones.

El problema de la persona mentirosa es que miente tanto que en algún momento es descubierta y cuando ello ocurre, todo su mundo imaginario se destroza y es muy difícil que vuelvan a creer en ella.

Estas son las 6 actitudes que no te dejarán ser feliz y alejarán a quienes están a tu alrededor. Así que te pareces a alguna de ellas, es hora de cambiar para evitar quedar solos.