Amor genuino

amor genuino

Estando fuera de casa, conocí a un hombre cuyo ánimo estaba afligido por la traición, un matrimonio de unos menos 27 años se había derrumbado por la falta de amor. Así es, para muchos el amor es así:llega, explota, se apacigua y se diluye.

Solo hay un amor infinito y verdadero, capaz de darlo todo por nosotros y que jamás nos dejará sin importar quienes somos “Pero la prueba de que Dios nos ama es que Cristo murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores” (Romanos 5:8).

Generalmente, las personas que engañan son consideradas de mal corazón, pues no les importa lo que su acción pueda producir en los demás. En cambio, cuando se es empático, cuando tratas de ponerte en el lugar del otro, en todo, no solo en lo afectivo, los beneficios son ilimitados. “¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor!” (1 Crónicas 16:34).

Muchos lamentan no tener un amor genuino

Ahora bien, este hombre que encontré triste y desolado lamentaba una sola cosa y es que el amor genuino que él sentía por aquella mujer no fuera correspondido, puesto que él amaba a su esposa de tal manera que no veía en ella defecto alguno que no pudiera aceptar.

Así es, cuando amamos a alguien de verdad valoramos y respetamos la oportunidad que se nos ha dado como compañía ideal.

El único experto en dar amor se llama Jesús, quien sacrificó su vida por nosotros, nadie ha amado como él, por eso debemos sentirnos orgullosos de que seamos su simiente en esta tierra. Por tal motivo, no permitamos que nadie nos haga perder el valor que Dios nos otorgó en la Cruz del calvario “A cambio de ti entregaré hombres; ¡a cambio de tu vida entregaré pueblos! Porque te amo y eres ante mis ojos precioso y digno de honra” (Isaías 43:4).

Debemos dar amor en la justa medida que él lo hizo

Somos obra perfecta de Dios, pues él nos hizo a su imagen y semejanza, esto quiere decir que debemos dar amor en la justa medida que él lo hizo, amor genuino y sin temores, por eso no podemos esperar menos de nuestro prójimo “En el amor no hay lugar para el temor: al contrario, el amor perfecto elimina el temor, porque el temor supone un castigo, y el que teme no ha llegado a la plenitud del amor” (1 Juan 4:18)

Es normal que nos sintamos tristes cuando una pareja nos abandona, la confusión y la angustia nos hace sentir culpables de lo ocurrido y a veces hasta justificamos las malas acciones del otro, ahora me pregunto ¿Será que se puede excusar la infidelidad? ¿Acaso Dios es falto de palabra? “Y dijo: «Señor, Dios de Israel, ni en el cielo ni en la tierra hay un Dios como tú, que mantienes la Alianza y eres fiel con tus servidores, cuando caminan delante de ti de todo corazón” (2 Crónicas 6:14).

Dios es bueno

Dios es bueno y él lo único que quiere de nosotros es que le amemos en espíritu y verdad para que seamos bendecidos en todos los aspectos de nuestras vidas. Esto es para que de esta forma podamos experimentar su amor sublime, así que no nos conformemos con tan poco pudiendo obtener 3 veces más de lo que se ha perdido “Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” (Números 23:19).

Ahora te digo, si estás pasando por una situación como la del hombre que creyó haber perdido su amor genuino corre a los pies de Jesús, aférrate a él y no permitas que nada ni nadie desvalorice lo que eres «¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados. Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos» (S. Mateo 10:29-31).