DIOS NOS AMA POR QUE LA ESENCIA DE DIOS ES EL AMOR.

jamasDIOS NOS AMA POR QUE LA ESENCIA DE DIOS ES EL AMOR.

Muy buen día hermanos, les saludo en el nombre de Jesús con el anhelo de compartirles algo más acerca del amor de Dios que es el tema que estoy compartiéndoles durante toda esta semana; en este día quiero que cada uno analice más a fondo el tema del amor de Dios y así pueda comprender que Dios nos ama porque Dios es amor.

“El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor” (1 Juan 4:8).
Muchas veces se nos ha venido a la mente la idea de que tal vez no seamos merecedores de e amor de Dios o tal vez Dios solo tiene amor para los demás pero no tiene amor para nosotros pues desde niños algunas religiones nos han hecho creer que existe un Dios malo, que castiga todos nuestros errores y que esta amargado con la humanidad, lo cual es totalmente falso.
La biblia expresa claramente que la naturaleza de Dios se encuentra en el “amor” pues Él es amor y por ende tiene que amar y este día les daré unas pautas acerca de esto.

DIOS NO SOLO TIENE AMOR; SINO QUE DIOS ES AMOR.

El amor de Dios no se trata simplemente de algo que Él tiene; sino más bien de algo que le pertenece pues la naturaleza misma de Dios radica en el amor; por tanto es imposible que el amor se le pueda acabar a Dios ya que si se le acabara seria como si Él dejara de existir lo cual es imposible pues Dios es eterno.
Y como Dios es amor y no alguien a quien se le ha entregado amor; entonces podemos entender que Él es la fuente de amor y que es de Él de quien procede el amor; por lo cual se puede comprender que si alguien no tiene a Dios entonces no tendría la fuente del amor y si no tiene la fuente del amor (que es Dios) entonces realmente no podría amar.

2) JESÚS ES LA MUESTRA VISIBLE DE LO QUE ES AMOR.

Ya todos sabemos acerca de la trinidad de Dios; de que el Padre, Hijo y Espíritu Santo son uno; y esta premisa nos podrá ayudar en este día a comprender algo muy interesante…

Si bien nuestro Dios Padre ha sido y es la fuente del amor y todo amor solo procede de él, así mismo su hijo Jesús por ser una misma esencia con Él también tiene que ser el amor.

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios.
Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres…
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.
A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.” (Juan 1:1-4; 9-11; 14).

Siendo Jesús la representación de Dios Padre en la tierra; vino a darnos a conocer al Padre y lo que principalmente quería que conozcamos es su amor; pues si no conocíamos a Dios tampoco conocíamos el amor por ende se podría decir que Jesús nos hizo conocer el amor al hacernos conocernos al Padre.
Y para hacernos conocer al padre se dio a conocer a nosotros; o en manera mucho más resumida podría decir que para conocer el amor tenemos que primeramente conocer a Jesús que es la muestra visible e idéntica del Padre y de su amor.
Por esta razón fue que Jesús dijo: “Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto” (Juan 14:7).

EL SER HUMANO NO CONOCÍA EL AMOR POR LO CUAL DIOS TUBO QUE ENVIARLES UN EJEMPLO DE QUE ES AMOR.

Dios decidió enviar a Jesús en medio de un mudo corrompido, lleno de personas de corazón duro, donde la religiosidad había tomado el mando y los líderes religiosos se empezaron a obstinar en buscar únicamente sus propios beneficios como tener popularidad, dinero, alabanza, etc.
Y la razón por la cual Dios decidió esto fue para que ese mundo corrompido y de duro corazón conozca cual es el amor verdadero y para que así recién puedan recibir un corazón que pueda amar así también.

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra” (Ezequiel 36:26-27)

“Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero” (1 Juan 4:19).

Con todo esto podemos darnos cuenta de que la razón por la cual tenemos esta pasión en nuestros corazones la cual nos incita a amar a los demás y a Dios es porque Dios nos ha enseñado a amar al mostrarnos un ejemplo de amor verdadero: “JESÚS”.

TENER ESTE AMOR EN NUESTROS CORAZONES ES LO QUE MUESTRA QUE DIOS ESTA EN NUESTROS CORAZONES

No es muy coherente que un cristiano diga que “tiene a Dios en su corazón” si no puede amar a nadie; pues el que tiene a Dios en el corazón está teniendo una fuente de amor inagotable y es imposible que no pueda amar (a menos que realmente no tenga a Dios en su corazón.
Por tanto en este día quiero invitarte a permitir que ese amor de Dios que está en tu corazón fluya y empiece a impactar a otras personas pues no puedes seguir siendo un cristiano que viva impidiendo que se derrame hacia otros la fuente de amor de Dios que se encuentra en tu corazón.

“Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios…
En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.
Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros” (1 Juan 4:7; 4:10-11).

Espero que esta publicación haya sido de bendición para ustedes; no dejen de seguirnos pues mañana continuaremos con otra publicación más acerca del amor de Dios.
Dios los bendiga!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.