Oración de la mañana: Señor, en tus manos dejo todo

¿Cuántas planes y proyectos hemos tenido en nuestras manos? Ciertamente, nada depende de nosotros. No somos capaces de mantener nada en nuestras manos, pues nada tenemos. Todo le pertenece a Él. Sin embargo, sí puedes tener por seguro que las cosas que pongas en Sus manos, esas, las poseerás para siempre.

Oración de la mañana

Desperté este día y sentí tu cariño,

escuché tu voz que dulcemente me

hablaba.

Tienes muchos planes preparados

para mí: muchas sorpresas,

grandes bendiciones y tantas cosas

bellas.

Solo te pido que bendigas en

abundancia a quienes leen estas

palabras; que sean libres de

sus aflicciones, que  hoy sea para

todos un día de victoria y libertad.

Muéstranos tu amor una vez más.

Gracias, Señor.

AMÉN

Hermes Alberto Carvajal

¿Qué más se puede decir que no se haya dicho ya acerca de la oración?  En mi opinión, muy personal, deberíamos empezar a sustituir la palabra oración por la frase “tiempo de encontrarnos con Dios”. La oración es más que una plática, pero en realidad la oración si es “una plática” o una conversación con Dios, pero también es más que eso.

Desgraciadamente tenemos la imagen mental de que nosotros hablamos y Dios escucha, nosotros hablamos y Dios escucha, posteriormente nos concede nuestra petición.

Amigo, esta es una idea errónea.  Así funciona la “oración”:  Dios habla, nosotros escuchamos, Dios habla, nosotros agradecemos, Dios habla, nosotros adoramos, Dios habla, nosotros hablamos, Dios concede nuestra petición.  Pero, ¿y que Dios no nos escucha? Claro. Él ya nos escuchó desde antes de que le pidiéramos, pero el quiere más que escuchar nuestras palabras, él quiere nuestro corazón. Nuestra alabanza le agrada, nuestro agradecimiento lo alegra.

La siguiente vez que puedas apartar unos minutos para un “tiempo para encontrarte con Dios”, aplica la formula arriba mencionada. Escucha a Dios, lee su palabra, escucha su palabra, agradécele, adórale, alábale, humíllate ante El, y al final, pídele, o en vez de pedirle, sigue adorándole, El ya conoce tus necesidades, así que aprovecha ese tiempo para decirle cuanto lo amas.

Por cierto, que te invito a escuchar este canto, de seguro te bendecirá en gran manera (En ese canal tambien podrás encontrar la pista o versión instrumental de ese canto):