Oración de la noche por auxilio y protección

Para llegar a ser un triunfador en la vida tienes que empezar, seguir y terminar todo lo que emprendas con Dios. Así que, pon tu vida en Sus manos. ¡Pídele que te ayude!

 

y POR LAS NOCHES pon todos tus asuntos en sus manos. Dios hizo la noche para que sus hijos descansen, y aunque por asuntos de salud o de trabajo tengas que dormir de día, es lo mismo, Dios hizo el momento de dormir para que tu cuerpo, tu mente y tu espíritu se vuelvan a llenar de energía y al despertar tengas las fuerzas para las tareas que cada día tengas que enfrentar.

Orar y el saber que Dios escucha nuestra oración es una bendición la cual debemos de tomar con humildad y atesorarla como una de las maravillas que Dios nos ha regalado. La mejor manera de apreciar la oración es: practicándola.

De que nos sirve amar la oración si no oramos. Es como si dijéramos que amamos a Dios, pero nunca lo tomamos en cuenta. Si le has abierto tu corazón a Jesús, es obvio que deberías estar siguiendo su palabra y en ella él nos manda que oremos. Dia y noche, en cada momento, sin cesar.

Claro que también tenemos la responsabilidad de sacar adelante nuestras tareas diarias y darles prioridad a asuntos de la familia, pero, la oración y un tiempo a solas con Dios tiene que ser la base de todo lo que hacemos.

Amado Dios:

Que hoy te necesito más

que ayer, Tú lo sabes bien.

Mis planes han fallado, me

dejo caer en tus brazos;

abrázame y muéstrame

una vez más tu amor.

No me sueltes, no me dejes,

con todo mi corazón te lo

ruego, ¡ayúdame, Señor!

AMÉN