Poema cristiano: “NO VOLVERÉ A APARTARME DE DIOS”

ya noNO VOLVERÉ A APARTARME DE DIOS

Estuve muy lejos de ti por un momento
y sentí que mi vida se convirtió en un infierno;
Veía lejanos la realización de mis anhelos
y pensé que ya era imposible que se cumplan mis sueños.

Lagrimas, sufrimiento y desesperación
rodearon mi mente y mi corazón
Dolor, angustia y una gran aflicción
Fue todo lo que sentía en medio de esa situación.

Sabía que necesitaba reconciliarme con El Señor
tenia bien claro que no me sentiría bien hasta restaurar mi comunión
Sin embargo no me atrevía a tomar tal decisión
Pues mi pecado era grande y parecía sin solución

En medio de todo ello grito muy alto mi corazón
Expresó que cumpliría las cosas que a Dios prometió
mi mente no quiso hacer caso a aquella expresión
pero a pesar de todo en su momento cedió….

En medio de aquella aflicción a Dios clame
y prontamente Él vino a rescatarme
el soplo de su Espíritu logro reavivarme
y en poco tiempo logro restaurarme

Enderezo mis pies y me dijo por donde andar
y me puso sobre roca para no volver a resbalar
Me tomo en sus brazos y consoló mi alma
y curo todas mis heridas brindándome calma 

Me dijo: tomate fuerte de mi mano y ya no caerás
Y mientras estés a mi lado grandes cosas veras
Mientras sigas mis pasos muy lejos llegaras
y cada uno de tus sueños tú los realizaras

Por encima de tus problemas caminaras
y si son demasiado fuertes sobre ellos volaras
desde lo alto en forma diminuta tú los veras
y por esta razón nuevamente ya no temerás…
Aprendí aquel día que es a Dios al único que necesito en mi vida
que solo el de todo lo que me pudiera pasar siempre se encargaría
descubrí que en sus brazos tan solo existe paz y alegría
y que apartados de Él nuestra vida ya nada sería

Entendí en que radica la verdadera sabiduría
y esta es en entregarle a Dios el corazón de forma definitiva
pues en el mundo nada mejor nadie hallaría
que se compare a estar en sus brazos noche y día…

Esto me permitió comprender que es de sabios el buscar al Señor
pues es una excelente decisión el aceptar su infinito amor
el rechazarlo por el contrario sería una tonta decisión
pues el que tiene a Dios sin lugar a duda lo tiene todo
Pero el que no lo acepta desprecia la paz, el amor y el gozo.

Hoy estoy mucho más convencido acerca de esto
Las cosas que he vivido me lo han revelado durante este tiempo
pues Dios me ha bendecido mucho más de lo que hubiera imaginado
y me ha provisto de todas y cada una de las cosas que he necesitado.

Hoy con total convicción quiero continuar siguiendo sus pasos
pues ya comprendo que Él me llevara a lugares que ni he soñado
Además durante dicho camino sus ángeles estarán a mi lado
y me cuidaran de cada uno de los ataques que pudiera hacerme el malvado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.