¿Qué hacemos con ese familiar o amigo mentiroso?

Qué hacer con ese mentiroso

¿Cómo tratar a un ser querido mentiroso?

Pienso que nadie tolera la mentira. Tristemente, el hecho de que nos mientan ocurre con demasiada frecuencia.

Pero, ¿por qué nos mienten? Peor aún, ¿por qué nos mienten las personas que amamos?

En este artículo compartiremos contigo algunos consejos de cómo lidiar con la mala costumbre de la mentira.

Consecuencias de la mentira:

  • La mentira no se puede sostener a largo plazo. Es el peor negocio que puedas hacer.
  • El mentiroso no tiene paz, vive en constante estrés, pues vive con miedo de que su mentira sea descubierta en cualquier momento.
  • Las mentiras nos enferman, pues nos roban la tranquilidad.
  • Mentir no nos da satisfacción, todo lo contrario, lastima nuestro bienestar.
  • La persona que miente siempre está creando conflictos tanto en el trabajo como en la familia.
  • Es peligroso y cansón, pues la persona que miente puede comprometer la seguridad y el bienestar de las personas a quién destruye con sus mentiras.

Vivir al lado de un mentiroso:

Estar relacionados a diario o de vez en cuando con una persona mentirosa es agotador, emocionalmente hablando. Tener que fingir en ocasiones que estás creyendo sus mentiras requiere de mucha fuerza y valentía. Pero peor es cuando en algún momento llegas a creer en sus mentiras para luego volver a decepcionarte al descubrir la verdad.

Así es, estar al lado de un mentiroso, no es fácil. No sabes cuándo dice la verdad o cuándo te está tomando el pelo. Cada ocasión genera tensión. A veces no quieres ni dirigirle la palabra a esa persona porque te lastima.

Perdonando 70 veces 7

A veces las cosas mejoran y piensan que ya la persona se curó de ese mal. Pero vuelve a mentir y te das cuenta de que está peor. Esto sucede porque fácil mentir para algunos. Así es, a muchos se les hace simple mentir y una vez que descubres la mentira, te ruega para que le perdones.

Perdona, tienes que perdonar… Así nos lo ha dicho Jesús. Pero quizás sea el momento de abstenerte de esa persona que no puede controlar su comportamiento. Por lo menos, hacerle ver que no estás dispuesto o dispuesta a seguir tolerando algo tan sensible como la falta de confianza. Del mal hay que alejarse.

Pero ojo: esta situación puede predisponerte y estar a la defensiva. Entonces vas por ahí juzgando. Se crea un hábito detectivesco que lastima aún más. Vives inevitablemente preguntándote, ¿esta persona realmente me está diciendo la verdad?

Esto es algo de lo que debes estar seguro. De hecho, muchas veces vas a tener que callar, pero no guardes nada en tu corazón. Debes ser prudente.

¿Cómo tratar a un familiar o amigo que nos miente?

Observe con detenimiento al mentiroso. Hay muchos gestos que pueden revelar la verdad. Por lo tanto, verifique algunos puntos clave, pero recuerde… no asuma nada demasiado rápido.

Ahora bien, sé que por tu mente pasan muchas cosas a la velocidad de rayo luego de escuchar una mentira. ¿Qué harás? O lo enfrentas o lo dejas pasar. ¿Qué harás con ese familiar o ese amigo mentiroso?

Sigue los siguientes pasos para ayudar a un mentiroso:

Paso 1:

Descubre al mentiroso.

Cuando descubres que tu mejor amigo te mintió o que aquel familiar te está mintiendo en tu cara, el choque es impactante. Sientes rabia, impotencia o desconcierto. Pero antes de hacer cualquier cosa, piensa por qué esa persona te mintió.

No te dejes llevar dizque porque te dijo una mentira muy pequeñita. No hay mentiras blancas ni negras. A Dios no le agrada la mentira.

«Los labios mentirosos son abominación al Señor, pero los que obran fielmente son su deleite». Proverbios 12:22

Razones por las que miente la gente:

A veces la gente miente solo por evitar un conflicto. Mienten porque tienen miedo de mostrarse como son o mostrar lo que tienen. Mentimos para evitar el conflicto o por inseguridad.

«La persona indigna, el hombre inicuo, es el que anda con boca perversa, el que guiña los ojos, el que hace señas con los pies, el que señala con los dedos, el que {con} perversidad en su corazón, continuamente trama el mal, el que siembra discordia». Proverbios 6:12-14

Paso 2:

Ahora que has descubierto que te están mintiendo, debes controlarte para que la situación no pase a mayores.

A mí, por ejemplo, lo que me da es vergüenza ajena. Pero la auto examinación es una herramienta poderosa para corregir este mal. Yo analizo por qué dije una mentira y qué debo hacer para remediar el daño que causó mi mentira.

Así es que, nada de querer poner “en su lugar” a la otra persona.

Por lo que pregunta con serenidad por qué no te dijo la verdad. Seguro te va a decir que porque ibas a reaccionar de mala manera. A eso me refiero, debes saber por qué la persona te está mintiendo. ¿Tiene miedo a tu reacción?

Descubre qué hay detrás de todo esto. Que obligó a esa persona que tú tanto quieres a que haya dicho algo que no es.

Paso 3

Exhorta con amor, dile sé que tienes miedo de contarme que pasó. En ese momento lo que se va a tratar es dejarle una lección positiva a la persona.

¿Qué pasa si la persona que miente no quiere aceptar que tienes razón?

  1. Si la persona que miente no quiere dar su brazo a torcer porque lo pillaste desprevenido y está indignado o rabioso, lo más relevante es hacerle entender que no puede tomarse el problema tan personal. Esa persona no es «Pobrecita». Aunque te sientas mal porque te engañó, pobre es el que engaña.
  2. Uno de los peores males que tiene la mentira es que las personas siempre tratan de sacar provecho de lo que dicen. Pero la mentira caduca y en cualquier momento todo sale a la luz.
  3. Otra de las cosas más difíciles es cuando el mentiroso es un familiar o un amigo cercano, pues no podemos desechar a esa persona. Uno no puede excluir o ponerse enemigo de un familiar. Si puedes alejarte. Algo así como dejar claro tu disgusto, pero si te pasa algo, aquí estoy para ayudarte (algo que sea de verdad).
  4. Lo otro que puede pasar es que esa persona mentirosa se dé cuenta de que es necesario rescatar la confianza y restablecer la sinceridad. Pero esta es una tarea difícil, ya que el mentiroso disfruta mentir. Es cuando la mentira se convierte en una patología, una enfermedad.
  5. Se puede convertir en una costumbre. Es decir, toma este mal hábito como una costumbre para salir de problemas y evitar circunstancias en las que se ve comprometido. Esto sucede porque la mentira proporciona una falsa sensación de escudo. Es más, algunos casos graves deben acudir a un profesional que les ayude a dejar de decir las cosas que no son.

Conclusión

Exhorta con amor al mentiroso. La salvación es individual y uno solo puede ser responsable de sus propias acciones. Las acciones de los demás, aunque nos lastiman, no son nuestra responsabilidad.

Si tienes problemas con un familiar o un amigo mentiroso, Háblale sobre el amor de nuestro Dios y de cómo él aborrece las mentiras, aunque ama al mentiroso.

“Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa. Proverbios 6:16-19