Clamando a Dios por bendición

Padre santo, Grande y Eterno Señor, damos gracias por tu infinita misericordia en este nuevo día que comienza, gracias por ser mi fortaleza, mi roca, mi ayudador, gracias por todo lo que has hecho y haces en mi vida; desde el principio y hasta el fin Tú siempre has sido bueno. ¡

Oh Cristo! mi alma confía plenamente en Ti.

Mi Dios eres grande único, sin igual, dame la sabiduría y la fuerza suficiente para enfrentar este nuevo día, ayúdame a manejar todas las adversidades con sabiduría y entendimiento de lo alto, envía ángeles protectores delante de mí,

Tú conoces mi corazón y todo lo que hay en él, se Tú limpiando cada área de mi vida, moldéame y sana mis heridas.

Solo Cristo Sana

La sanidad y el poder de Dios están al alcance de todos deja tu nombre para estar orando por ti cada día

Poderoso Señor, se Tú el centro de mi vida, hoy comienzo mi día con fe, caminando firme hacia la meta, sabiendo que nunca nada me ha de faltar si estoy contigo,

Tú eres quien sustenta y llena mi vida cuando siento que ya no puedo más, te entrego mi tristeza, mi dolor, y mi enfermedad, llena mi alma de amor, de gozo y de paz.

Hermoso e inigualable eres Mi Señor, nada en este mundo saciará el amor que nos has entregado, el cual fue demostrado en el sacrificio de entregar a tu Hijo amado, nos amaste desde el vientre de nuestra madre, fuimos escogidos,

Dios mío gracias por la vida-min

¿Cuántos aquí están agradecidos por todo lo que Dios ha hecho en sus vidas?

Gracias Señor mío por tu inmenso amor, porque sé que siempre me amas y quieres lo mejor para mí, ayúdame a cumplir tu voluntad, envuélveme con tu Espíritu Santo, quiero ser un reflejo de ti.

Dios mío si tú me abrazas estoy seguro, si tú me proteges estoy tranquilo, bajo la sombra de tus alas siempre encuentro consuelo y salvación

Viviré con gozo este maravilloso día, nada podrá detenerme, hacia adelante contigo yo iré mi Dios, por donde me guíes iré, te seguiré, aunque se nuble mi día

Tú estarás conmigo, me darás las fuerzas para luchar contra todo, confió en ti Señor, confió en tus promesas, a tu lado me esperan cosas maravillosas, quiero comenzar todos los días de mi vida con fortaleza y con la certeza de que tu poder y misericordia siempre estarán conmigo.

¡Amén!

Pero Ruth dijo_ No insistas que te deje o que deje de seguirte; porque adonde tú vayas, iré yo, y donde tú mores, moraré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. Ruth 1_16-min