Oración obtener el discernimiento y la sabiduría de Dios

¿Qué es discernimiento? En su definición más sencilla, el discernimiento es la capacidad de decidir entre la verdad y la mentira, lo bueno y lo malo. El discernimiento es el proceso de hacer cuidadosas distinciones acerca de la verdad. En otras palabras, la habilidad de pensar con discernimiento es sinónimo de la habilidad de pensar bíblicamente.

Es responsabilidad de todo cristiano discernir, es un requisito. 1Juan 4: 1 dice: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo”.

La clave para vivir una buena vida está en nuestra capacidad de practicar el discernimiento en cada área de nuestras vidas. Por ejemplo, la falta de distinción entre la verdad y la mentira deja al cristiano a merced de la forma de pensar de un mentiroso. La enseñanza falsa nos lleva a un pensamiento antibíblico, que resulta en una vida infructuosa y desobediente.

Desafortunadamente, el discernimiento es un área donde muchos cristianos fallan. No están armados para tomar una postura bíblica contra el pensamiento y las actitudes antibíblicas que enfrentan día a día. Algunas de nuestras opciones en la vida requieren un profundo pensamiento, oración y consideración, para que no tengamos que enfrentarnos a las consecuencias de una mala decisión. Ahí es donde entra en juego el arte del discernimiento.

Dios lo sabe todo y Él conoce los anhelos de tu corazón: una pareja, un trabajo, una casa más grande, cuentas que se acumulan, llevar una vida agradable para Él. Pero no solo conoce los anhelos de tu corazón, sino que sabe si ese deseo te conviene o no; pues nuestro corazón puede engañarnos. Por lo que debes pedirle a Dios dirección, pero debes hacerlo antes de poner en marcha tus planes, por ejemplo, dile:

“Padre, dame sabiduría para elegir pareja. Tú conoces el futuro para mí, Señor. Por favor, dame la habilidad de apagar mi anhelo de afecto para ser sabia (sabio) en esta decisión. Padre, lo último que tengo que hacer es estar unida en yugo desigual con otro. El matrimonio es un gran compromiso y quiero casarme con alguien con quien pueda conectarme espiritualmente y seguir enamorándome todos los días.

Gracias por todo lo que me has dado, Señor. Mi Señor, te pido de todo corazón que me liberes de caer en las manos del maligno, que quites todos los obstáculos de mi camino. Dame discernimiento, sabiduría y sensibilidad para tomar buenas decisiones; para que no escuche una palabra de desaliento. Bendíceme para llegar al final de este mes con la victoria, AMÉN...

Muchos escépticos desconocen este maravilloso misterio, pero Dios le da sabiduría a quien se la pide.

Hermes Alberto Carvajal