Descubra si tiene niveles bajos de calcio

Descubrir a tiempo que tienes bajos niveles de calcio es muy importante. Este es uno de los minerales esenciales para nuestra salud, ya que juega un papel importante en la formación de los huesos, dientes y varios tejidos de nuestro cuerpo. También es necesario para el buen funcionamiento del sistema nervioso, las neuronas y las células del cuerpo. Es más, el 99% del calcio de nuestro cuerpo se almacena en los huesos y el 1% restante circula en la sangre. Una cantidad excesiva o insuficiente podría ser una señal de enfermedad ósea, enfermedad de la tiroides, riñones u otros problemas de salud.

¿Cómo sé si tengo niveles bajos de calcio?

El cuerpo emite señales que indicarán la deficiencia de este mineral. Por ejemplo:

– Insomnio: La falta de sueño puede ocurrir debido a la deficiencia de minerales como el calcio. Te darás cuenta porque tu sueño no será reparador ni profundo. Encontrarás que es muy fácil desvelarte y si tu sueño es interrumpido durante la noche, todo tu cuerpo termina fallando. Hoy en día es muy común despertar y no volverse a dormir hasta la madrugada, lo que hace que despiertes cansado, sin fuerzas.

– Calambres musculares: Es uno de los síntomas más comunes y se produce cuando hay una sobrecarga en los músculos. Es decir, cuando tu cuerpo tiene deficiencia de calcio no puede mantenerse fuerte. El dolor se genera al realizar los movimientos habituales casi siempre por demanda física. Estos calambres aparecen en los muslos, las pantorrillas y los brazos.

– Pérdida de cabello: La sequedad del cuero cabelludo y la pérdida excesiva de cabello pueden ser indicativos de la deficiencia de nutrientes importantes como el calcio.

– Problemas en los dientes, uñas y huesos: Las caries o el cambio de color pueden aparecer en la dentición; también las uñas pueden volverse quebradizas y débiles. No sé si has visto unas marcas blancas en las uñas. Esto podría ser un indicativo de que tienes que aumentar tus niveles de calcio.

– El estreñimiento y el dolor abdominal: Puede sentir dolor, inflamación y retención de líquidos; por lo que tendrá que incrementar tu ingesta en alimentos ricos en calcio. Debes consumir: Lácteos, garbanzos, huevos, nueces, verduras; especialmente espinacas, acelga, puerro y brócoli. Asimismo, incremente su ingesta de pescado como sardinas y salmón.

Sí siente varios de estos síntomas puede pedirle a su médico que le haga una prueba de calcio en sangre. El profesional le tomará una muestra de sangre y le dirá si debe seguir alguna instrucción especial o si necesita un suplemento de calcio o vitamina D.

Si el médico cree que usted debe seguir un tratamiento, puede administrar suplementos de calcio por vía oral o intravenosa. La ingesta de suplementos de vitamina D mejora la absorción de calcio por el tracto digestivo.

Recuerde que, en caso de duda debe consultar con su médico de confianza, ya que es siempre la mejor opción.