Dios te dice: Yo Soy Quien te da Fuerzas y Despeja tu Camino

Yo soy quien te da fuerzas y despeja tu camino

Por tanto, nada puede impedirte alcanzar las metas que he diseñado para ti…

Atrévete a ser un siervo fiel del Señor. No tienes que dejar tu trabajo, tus estudios o tu familia para servir al Señor. Solo tienes que utilizar los dones que Dios te ha dado y ponerlos en práctica.

Te invito a dejar que Dios tome el control de tu vida. Sí, empieza a desarrollarlas, abre tu boca y deja que el Señor te llene. ”Si estás esperando que las promesas de Dios se hagan realidad en tu vida, quiero recordarte hoy que el Señor nunca llega temprano ni tarde”.

¿Crees que es demasiado tarde o piensas que perdiste tu oportunidad? Dios sabe lo que está haciendo, Él puede hacer ahora que te llamen de ese trabajo que anhelas, curarte en un instante, devolverte lo que perdiste y mucho más en un día.

Solo una palabra tuya bastará para sanar…

(VER Mateo 8:8)

 

El plan de Dios para tu vida puede darte fuerzas

Dios no ha dejado de trabajar para ti. Todo está preparado para que finalmente pueda obrar en tu vida. Confía en que todo saldrá bien para ti en el futuro. El final, nadie puede quitarlo ni cambiarlo porque está en las manos de Dios.

El Señor es quien te hizo único. Él es tu suplidor, te da tiempo, una razón y un propósito. Dios ha enviado un ángel para que vaya delante de ti en este nuevo camino que emprenderás y te proteja hasta el final. Cuando llegues al lugar que Él ha preparado para ti (Éxodo 23:20).

Así es, cuando aceptas a Jesucristo en tu corazón, Dios te salva y rompe las cadenas que te sujetaban. Dejas atrás tu pasado y empiezas a vivir tu futuro. Dios te prepara para tener una buena vida. Una buena vida es aquella en la que sigues la voluntad de Dios en todo lo que haces, pues el fin es cuidarte, librarte incluso de ti mismo a través de sus enseñanzas.

Puedes alejarte o seguir la dirección correcta

Con fe en Dios, podemos aceptar y vencer en Cristo cualquier obstáculo que se nos presente. Nada podrá desviarnos del destino que Dios ha escrito para nosotros. Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para que la vida con él sea un éxito. El enemigo intentará detenerte haciéndote recordar lo que sucedió en el pasado. Pero ganamos esa batalla a través de la fe.

Puedes volver al lugar de donde vino o tener que empezar de nuevo. Puedes pensar que todo el trabajo duro que hizo antes fue en vano, pero eso no es cierto. El Señor tiene un plan para ti que no entiendes, pero Él usa estrategias que aún no entiendes. Sin embargo, esto no debería hacer que te rindas. En cambio, debería hacer que te pongas los guantes, la armadura de la fe y luches por lo que quieres más que nunca.

Dios sabe todo acerca de ti, incluso lo que te molesta, lo que te preocupa. Él también sabe lo cansado que estás. No te rindas, porque él te restaurara, y él tiene control total sobre lo que sucederá. Él sabe cómo ayudarte a salir de todos tus problemas y promete que el resultado final será bueno para ti. Este paso que diste te ayudara a crecer y mejorar.

Qué importante es hacer Su voluntad

Como respuesta el hombre citó:

—“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser, con todas tus fuerzas y con toda tu mente”, y: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

28 —Bien contestado —le dijo Jesús—. Haz eso y vivirás (Lucas 10:27-28)

Puede que tengamos muchas cosas que superar, pero solo tú y el Señor lo saben con certeza, así que te pido que trabajes duro y seas valiente hoy y todos los días. Es una elección y un arduo trabajo ser valiente. Pero ten en cuenta que Dios no nos pide que hagamos cosas que no podemos hacer.

Dios no quiere que nos dejemos engañar por nuestros sentimientos.”Odio, venganza, ira, dolor y desprecio!” Deja que Él nos lleve a hacer Su voluntad usando solo el amor. Dios te ha dado muchas cosas buenas, así que sé feliz y muéstralo. En cambio, cree que «nada es imposible para Dios» y que cualquier cosa que pidamos con fe, la obtendremos: comida, salud, trabajo, una esposa, un esposo, etc.

Aún así, tenemos todo lo que necesitamos si solo creemos. Qué lindo es poder dormir bien por la noche sabiendo que Dios nos está cuidando en cada paso del camino y en cada decisión que tomamos. Así que deja tus problemas a un lado y comienza a confiar en él. Nada ni nadie podrá quitarte el sueño ni los sueños. Dios te dice: Yo Soy Quien te da Fuerzas y Despeja tu Camino.