En este día: Palabra de Dios de ánimo y fortaleza

Isaías 43:2 : “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y cuando pases por los ríos, no te pasarán por encima. Cuando camines a través del fuego, no serás quemado; las llamas no te prenderán fuego”.

Amo y admiro la obra que Dios ha hecho en aquellos que pueden sonreír en los problemas, que pueden reunir fuerzas en la angustia, y que se vuelven fuertes y valientes en medio de la tormenta. Siempre recuerda, Dios ha puesto en ti la fuerza, la paciencia y la pasión para hacer las cosas que Él ha puesto en tu corazón.

Ganas fuerza, coraje y confianza con cada experiencia, pues Él nos va puliendo como el oro. Serás capaz de decirte a ti mismo: “Yo pasé por esa, yo viví este horror”. “Puedo tomar lo siguiente que venga, porque Jehová, mi Dios está conmigo.

“Para que la prueba de vuestra fe, más preciosa que el oro que perece, aunque probado por fuego, sea hallada que resulta en alabanza, gloria y honor en la revelación de Jesucristo;” (1 Pedro 1:7).

El carácter no se puede formar o desarrollar con facilidad y tranquilidad. Sólo a través de la experiencia de la prueba y el sufrimiento se puede fortalecer el alma, inspirar la sana ambición de llegar a ser como Cristo.

“1 Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza, una ayuda siempre presente en las dificultades. 2 Por tanto, no temeremos, aunque la tierra ceda y los montes caigan en el corazón del mar, 3 aunque sus aguas rugan y se espumeen y los montes tiemblen con su oleaje” (Salmos 46).

La gente dice: “El mundo es cruel”. Todos llegamos a ese punto en la vida donde nos preguntamos. ¿Qué estoy haciendo? ¿Por qué tengo que sufrir por la crueldad de la vida, de la gente y del mundo?

Este es un tiempo en el que no encontramos ningún valor en nuestra existencia, y tratamos de encontrar respuestas que nos parecen esquivas.

En momentos como este, siempre es bueno ver siempre el lado positivo de las circunstancias y obtener más fuerza de nuestra fe porque la vida es una serie de pruebas que te guiarán y moldearán en la mejor persona que serás.

Cree que eventualmente, obtendrás victoria en Él, pero tienes que ser lo suficientemente fuerte para manejar todos los fracasos en la vida. ¿Cómo puedes ser fuerte? Porque Él se perfecciona en tu debilidad.

Mi oración hoy por ti es que nunca olvides lo que Dios ha hecho por ti. A veces las aflicciones llegan cuando menos las esperas, de sorpresa, y como seres humanos, nos olvidamos de que Dios nos ha ayudado a salir, a vencer, en múltiples situaciones y nos ha devuelto la felicidad.

 

Si lo crees sigue compartiendo estas palabras de fortaleza…