Familia oró en medio de un voraz incendio y esta fue la respuesta.

El rancho familiar de 50,000 acres casi fue destruido completamente por un voraz incendio en Henry’s Creek, próximo a Idaho Falls.

Bruce Empey y su esposa Jeanette tuvieron que prepararse para lo peor. Pero incluso en medio de la tragedia, decidieron orar por la intervención divina y la respuesta fue increíble. Sus pertenencias no solo se salvaron del incendio: entre el humo y las llamas lograron distinguir una figura como la de un ángel.

En la foto, Bruce logró capturar las imágenes del fuego mientras se dirigía al rancho de su familia. Claramente surge una especie de personaje del humo. Su esposa llamó a la foto “el bombero guardián”, y se volvió viral una vez que la compartieron en su muro de Facebook.

Esta familia ahora está más convencida de que sus bienes fueron salvados gracias a la intervención de Dios.

 

Mi esposo y mi hijo fueron al rancho el lunes por la noche después de escuchar que el fuego se había propagado y se dirigía hacia nuestro rancho, dijo Jeanette. “Los bomberos se acercaron y le dijeron a mi esposo que las cabañas se perderían y que, por razones de seguridad, tenían que retirarse. Lamentablemente no podían hacer nada para ayudarnos“.

Al escuchar la angustiante noticia, en lugar de perder toda esperanza, Bruce y su hijo subieron a un acantilado desde donde se podía ver el rancho y una vez allí, e incluso con sus corazones rotos y rendidos a ver su casa arder; a la espera de perderlo todo, ellos levantaron una oración con la esperanza de que el resultado fuera diferente.

¡Y así sucedió!

La respuesta a sus oraciones llegó en forma de milagro cuando, a la mañana siguiente; a su regreso para verificar el alcance de los daños a su propiedad, descubrieron que ninguna de sus pertenencias había sido afectada por el fuego.

“¡Las cabañas no se habían quemado! ¡Se salvaron!”, Dijo Jeanette.

E incluso por segunda vez, sus oraciones fueron contestadas cuando, nuevamente ese día los vientos reanudaron las llamas a unos quince pies de distancia de su cabaña. Una vez más, oraron y recibieron una respuesta a su oración, salvando su propiedad por segunda vez.

Jeanette escribió en Facebook: “El incendio llegó a nuestro rancho, las cabañas están protegidas, creo que el Señor ha extendido su mano para resguardarnos”.

Gracias, Señor, por tu misericordia.