LA FE SIN ACCIONES TERMINA CONVIRTIÉNDOSE EN DECEPCIONES

ellos
LA FE SIN ACCIONES TERMINA CONVIRTIÉNDOSE EN DECEPCIONES

Muchas veces tuvimos fe en que lograríamos muchas cosas, sin embargo no las llegamos a hacer. Muchas veces creímos  y confiado en que Dios nos haría algo en lo que habíamos depositado nuestra “fe” pero nada sucedió. Y muchas veces tomamos promesas de parte de Dios, “las creímos” y no se llegaron a realizar; y la pregunta que siempre nos ha venido a la mente después de estas decepciones es la siguiente: ¿Por qué no se realizó, si tuve mucha fe?
La respuesta es muy sencilla y quiero que en este día la comprendas, esta es: “POR QUE SÓLO CREISTE, PERO NO ACCIONASTE”, ya que la fe sin acciones no puede lograr nada y la razón es porque Dios no hará algo que tú mismo no busques con esfuerzo; Dios quiere que te esfuerces para que con su ayuda puedas alcanzar cualquier cosa que anheles.

“Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta” (Santiago 2:26)

Ya casi todos conocemos que es la fe, y la biblia lo dice claramente
“Es, pues, la fe la CERTEZA de lo que se ESPERA, la CONVICCIÓN de lo que NO SE VE” (Hebreos 11:1)
Es entendible que la fe consiste en una certeza de que tendremos lo que estamos esperando tener y una convicción de aquello que aún no podemos percibir con nuestros sentidos.
Pero si se supone que es “una certeza” ¿Cómo es que tenemos miedo y nos atrevemos a accionar para lograr lo que anhelamos?, la razón por la que no nos atrevemos a accionar es porque esa no es una fe verdadera, sino sólo una “fe muerta”, pues la fe verdadera acciona.
Y si se supone que la fe es una “Convicción” ¿Cómo es que no nos atrevemos a hacer nada, sino sólo “confiar en que Dios lo hará”?, pues si realmente una persona está convencida de algo, se pone a hacerlo sin temor ya que lo que le impulsa a esforzarse es su convicción de que si lo logrará. La razón es que no tenemos una fe verdadera, pues la fe verdadera va acompañada de obras.

Por esta razón el apóstol pablo continua la carta a los hebreos hablándoles de como los hombres de Dios durante la historia lograron grandes cosas, pero todos lo hicieron esforzándose y haciendo diversas cosas, con la convicción y la certeza de que Dios les ayudaría.

“Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos” (Hebreos 11:2)

1) ABEL

“Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella” (Hebreos 11:4)

Abel le dio una gran ofrenda a Dios, la cual consistía en las más gordas de las primogénitas de todo sus ovejas, o mejor dicho a las mejores y más valiosas ovejas que tenía, pues quería agradar a Dios y no se limitó tan sólo en “creer” que es agradable delante de Dios, sino que decidió también hacer “obras” que agraden a Dios; lo mismo pasa en la actualidad, Dios no necesita nuestro dinero pero lo que espera es ver que nosotros intentemos “hacer algo más” para agradarle y este es el caso de las ofrendas, pues muchas veces no nos disponemos a ofrendar a Dios por que “NUESTRA FE NO ES VERDADERA”, ya que si tuviéramos una fe verdadera no nos daría miedo pensar en que luego de ofrendar el dinero no nos alcanzará para vivir;  por testimonio propio te puedo afirmar que Dios bendice a los que ofrendan y nunca les falta el alimento porque a mí me ha bendecido siempre cuando he ofrendado.

2) NOÉ

Todos sabemos que fue por fe que Noé y su familia se salvaron del diluvio que vino sobre toda la tierra, pero algo que no hemos analizado bien es que si su “fe” no les llevaba a “obrar”, esforzándose por construir el barco en donde estuvieron los 40 días y 40 noches del diluvio, tal vez ni ellos se hubieran salvado.
Porque fue la fe y la convicción de que habría un diluvio lo que motivo a Noé de que debía de construir un arca para que ellos sean salvos de un diluvio que no se podía ver  aún.

“Por la FE Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor PREPARÓ el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe” (Hebreos 11:7)

3) ABRAHAM

También sabemos que Abraham fue el padre de la fe porque creyó en Dios cuando él le dijo que le daría un hijo, a pesar de que ya era demasiado viejo y su mujer era estéril; pero LOS HIJOS NO NACEN POR SI SÓLOS, Abraham luego de obedecer a Dios y por fe salir de su tierra, tuvo que tener relaciones sexuales con Sara, sino no hubiera nacido Isaac y siendo Abraham de casi 100 años cuesta creer que tubo sexo con su esposa, pero tuvo que hacerlo porque creyó en Dios, sino no hubiera nacido Isaac.
Tengamos en cuenta que Abraham también salió por fe de su tierra, ya que no sabía exactamente a donde iba, sin embargo tuvo la convicción de que debía de accionar por fe e “IR” a donde Dios le dijo que vaya

 Por la fe Abraham, siendo llamado, OBDECIÓ para SALIR al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.

Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa;

10 porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.

11 Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido.

12 Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar” (Hebreos 11:8)

Y así como estos ejemplos, al escudriñar la palabra de Dios, podemos darnos cuenta de que todas las personas que hicieron grandes cosas lo lograron por que tuvieron “fe” en Dios y porque también se esforzaron para lograrlo, podríamos citar a muchos, pero este post sería extremadamente largo, ya que todos los hombres de Dios que tuvieron que poner de su parte para que Dios cumpla en ellos sus sueños y mencionarlos a todos sería como narrar toda la biblia.

“¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas;

33 que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones,

34 apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros” (Hebreos 11:32-34)

Por estas razones te animo a luchar por tus sueños, siempre confiando en que Dios te ayudará, pero poniendo de tu parte, considerando que con la ayuda de Dios no hay nada imposible.
No olvides que la “FE VERDADERA ES LA QUE ACCIONA”, así que si tú dices tener fe en algo, entonces tienes que empezar a obrar por fe en aquello y empezar desde ahora mismo a luchar para alcanzar aquello que deseas.
Dios te bendiga.


What are your thoughts?