Mi Alabanza, Mi Corazón Y Mi Adoración Le Pertenecen A Dios

Hay muchas cosas que en esta vida me gustan bastante,

cosas que a mí en especial me parecen muy importantes.

Pero hay algo que supera a todo lo demás de manera muy grande

y esto es dar mi vida al Dios que me cuida en todas partes.

 

Tengo un gran anhelo de darle toda mi adoración.

Cantarle, exaltarle y adorarle es mi mayor pasión

porque  así le expreso lo que hay en mi corazón

y esto es amor expresado a través de mi canción.

 

Mi corazón quiere pertenecerle a Dios durante toda mi vida,

pues Él me rescató, me limpió y le dio rumbo a mi vida.

Puso en mi corazón su Palabra como una semilla

la cual está creciendo y quiero que crezca de manera continua.

 

¿A quién más podría darle mi corazón?

¿A quién más podría darle toda mi adoración?

¿Acaso hay alguien superior a mi Señor?

¿Será posible que alguien lo merezca más que mi Dios?

La respuesta contundente es que no existe nada ni nadie dentro de la creación,

pues sobre todo lo existente, Dios sigue siendo superior.

 

Las cosas que existen, creaciones suyas, todas estas son,

y, por esta razón, tan solo Él merece toda mi adoración.

 

Muchas personas piensan que cantarle a Dios es algo de tontos.

Consideran que solo le cantan a Dios los que están bien locos;

desde su punto de vista, consideran que personas inteligentes no somos

y piensan que no hay sentido en que cantemos a alguien a quien no vemos con los ojos.

 

Que piensen lo que quieran y que hablen lo que les parezca,

que se diviertan fastidiándonos mientras aún puedan;

pues nuestro Dios es verdadero y su venida está muy cerca.

Él se llevará a las personas que han estado siempre en la espera.

 

Yo no permitiré que nadie me diga que no debo de cantar al Señor.

Yo seguiré entonando toda mi vida y aún con mucho más fervor

porque Él es quien a mi vida le da sentido, rumbo y también valor.

Su maravillosa presencia es la que pone fuego en mi interior.

 

Yo te aconsejo que adores tan solo al Señor

porque Él es más poderoso que todo lo existente en la creación;

ya que fue Dios el arquitecto de todo lo que vemos, Él lo ideó.

Todo lo hizo para su gloria, para mostrar su poder sin comparación.

 

By: Cristian Flores


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *