La Venida Del Señor Está Cerca

Es notable cómo se aproxima el gran día

en el cual todas las potencias serán conmovidas…

Solo esperaremos un tiempo insignificante,

pues esta promesa ya fue destinada desde mucho antes…

 

Dios no mentirá y pronto veremos cumplida su promesa,

y observaremos cómo se estremece la tierra a causa de su grandeza.

Manifestará sobre los seres humanos su gloria y realeza

y todos por fin comprenderán que siempre fue el Dios de toda la tierra.

 

El Hijo de Dios descenderá del cielo visiblemente y todo ojo lo verá

y en ese instante toda su Iglesia arrebatada de este mundo será.

Los seres humanos que queden con gran lloro se lamentarán,

pero por más que oren y rueguen, Dios ya no los rescatará.

 

En aquel día habrá gran lamento en todas las naciones;

muchos pedirán perdón en medio de sus aflicciones e

intentarán creer en su Palabra sin poner más condiciones

y dirán que le seguirán con todos sus corazones.

 

Invocarán al Señor y no serán respondidos,

llamarán con dolor, con llanto y muchos gemidos.

Mas no habrá señal que les haga creer que Dios los ha oído

por no haber abierto su corazón a tiempo y no haber creído.

 

El sufrimiento para ellos será extremadamente grande;

sus aflicciones no podrán ser calmadas por nadie.

No habrá día o noche en la que el sufrimiento no falte

y sentirán como si la vida ya de nada sirve y de nada vale.

 

Muchos buscaran la muerte y esta huirá de ellos.

No podrán morir, sin importar cuantos sean sus intentos,

seguirán vivos por más que lastimen y lastimen sus cuerpos,

recordaran con tristeza a los que les predicaron y no oyeron.

 

Pero en este momento aún podemos proceder al arrepentimiento.

Aún es posible ser parte de la Iglesia del Señor que será llevada al cielo.

Todavía es posible ser parte de las personas que entrarán en su reino

y tenemos que usar esta oportunidad para enderezar nuestros senderos.

 

Dios te da una gran oportunidad en este mismo instante.

Tienes hoy una opción de arrepentirte de lo que hiciste antes.

Ten por seguro que Dios va a perdonarte,

pero en este día ante su presencia tienes que humillarte.

 

Hoy puede suceder algo maravilloso de manera definitiva,

y es que reconozcas que Dios es real, entregándole el control de tu vida.

Así que, acercarte a Él y pídele perdón por las cosas que hizo tu mente cautiva

para que Dios te libere, te perdone y te guíe por la senda de vida.

 

Arrepiéntete hoy mismo y no pasarás por ese tormento,

pues Dios te llevará junto con toda su iglesia al gozo eterno.

Dale la oportunidad a Dios de que te cambie por completo

para que también puedas sentir el gozo que ahora estoy sintiendo,

pues la bendición que Dios te dará no se encuentra solo en el cielo,

sino que está también en la tierra y es este inmenso contentamiento.

 

By Cristian Flores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *