No temas, porque YO estoy contigo…

“Porque sé los planes que tengo para ti, dice el Señor, son planes para el bien y no para el desastre, para darte un futuro y esperanza.” Jeremías 29:11

Es mucho más simple lidiar con los problemas del día, aunque estos nos parezcan demasiado grandes, cuando sabes que Dios está con nosotros.

Esta es una promesa maravillosa para todos aquellos que pasan por momentos difíciles como la soledad, el dolor, la pérdida de un ser querido, la pérdida de un trabajo que sostenía a tu familia o cualquier otro cambio drástico. Puedes enfrentar cada día con valor, porque Dios está contigo.

No temas, Dios está aquí

Es perfectamente normal y humano que cuando perdemos a un ser querido, por ejemplo, nos sintamos perdidos por un tiempo y eso es perfectamente natural. Me refiero a sentirse devastado, como si ya no valiera la pena seguir adelante.

Fue por esta razón por la cual Dios ordenó a Josué e Israel que fueran fuertes y valientes.

Tal vez se sintieron un poco perdidos después de perder al único líder que habían conocido, Moisés. “El Señor, tu Dios está contigo”, esto tiene un significado muy profundo, ya que significa que Dios era quien estaba con ellos en primer lugar y no solo Moisés. Puedes descansar en el hecho de que “Dios está contigo dondequiera que vayas”.

Eso debería fortalecerte en medio de las pruebas o problemas, y ayudarte a respirar, darle paz a tu mente y calmar tus miedos.

Isaías 41:10 (NVI) “Así que, no temáis, porque yo estoy con vosotros; no os desalentéis, porque yo soy vuestro Dios. Yo te fortaleceré y te ayudaré; te defenderé con mi mano derecha”.

Dios

Además, recuerda que Jesús prometió a todo aquel que en Él cree que nos enviará al Espíritu Santo, quien es nuestra guía, nuestro consolador, e incluso, nuestro traductor; pues eleva nuestros gemidos indecibles al Todopoderoso, cuando no sabemos ni siquiera qué pedirle a nuestro Dios para que nos consuele.