Oración De La Noche: Con Dios Me Acuesto

Con Dios me acuesto, con Dios me levanto. La oración de la nocheA continuación, te mostraremos una oración fácil que puedes compartir con tus hijos a la hora de acostarse esta cortita, pero efectiva oración de la noche:

 

Con Dios me acuesto, con Dios me levanto; acompañada (o) de la gracia de Dios, Jesús y el Espíritu Santo.

¡BUENAS NOCHES!

¡Amén!

Con Dios me acuesto, con Dios me levanto es una oración de la noche muy popular que tiene ya varios años entre los que comparten la fe cristina. Esta vieja, pero potente oración explica cómo podemos estar confiados en Aquel que todo lo puede.

Bendiciones de la oración de la noche:

  • Es especialmente significativo en tiempos de problemas e incertidumbre. Ya sea que esté luchando contra el estrés o la ansiedad, hacer tiempo para la oración nocturna cada noche puede ayudarlo a sentirse en paz y tranquilo antes de acostarse.
  • La oración de la noche es importante, ya que es una excelente manera de terminar el día, pues te ayuda a concentrarte en Dios y Su voluntad para tu vida. También puede encontrar una sensación de paz y calma durante estos momentos en que más lo necesita.
  • Asimismo, orar antes de acostarte puede ayudarlo a dormir lo que necesita para enfrentar los desafíos que se avecinan.
  • Incluso si ora por la mañana, es fácil quedar atrapado en las actividades del día y descuidar la oración de la noche. Al hacer tiempo para la oración nocturna, puede comenzar su día fresco y renovado. También es un buen momento para renovar tu fe y experimentar el verdadero descanso.

Así que ya lo sabes, la oración de la noche te permitirá reflexionar sobre el día y la presencia de Dios, e incluso podrás compartirla con los demás. Por la noche, Dios quiere darte paz, para que puedas dormir tranquilo durante toda la noche.

Conclusión

Tenemos que confiar en que Dios estará con nosotros. Dios es el que sabe lo que necesitamos. Si aún no hemos experimentado esto, es fácil tener miedo. Pero la promesa de salvación está ahí para aquellos que aman al Señor y buscan servirle.