Eficaz Oración Por La Familia

¿Tienes la fe necesaria para decir, creer y hacer esta petición de oración por la familia? Dios busca padres audaces, valientes. Si comprendes que es tu trabajo, dirigir a tus hijos por el buen camino y también luchar por su bienestar: imprime esta oración y colócala en tu puerta, o si lo prefieres, pégala en la pared, etc. para que la tengas presente.

También puedes compartirla en tu iglesia, habla sobre este tema con tus amigos, comparte esta oración en Facebook, Twitter… Es importante, lee, medita y ora con fe y amor. Al hacerlo, utiliza tus propias palabras, déjalas salir de tu corazón.

¡Ya está bueno! Este mundo cada día se llena de jovencitos haraganes, caprichosos, violentos. Nos guste o no, nosotros los padres somos los responsables. ¡Criar hijos para Cristo es tu responsabilidad!

Oración por la familia

La bendición de Dios permanece en mi hogar. Estamos llenos del Espíritu Santo, quien nos da fortaleza, amor: así como la autodisciplina, dominio propio.

En mi hogar hay comprensión, interacción, comunicación entre los miembros de mi familia. Estamos unidos por el poder de Jesús.

En este hogar Cristo tiene el primer lugar. Cuando fallamos, Él nos levanta. Su Palabra llena nuestras vidas cada día. Tengo el deber de ayudar a mis hijos, según su Palabra, y despertar en ellos el amor a Dios y el RESPETO al prójimo.

En este hogar no le damos cabida a las emociones negativas o desenfrenadas. Tenemos dominio de lo que hablamos y de las situaciones difíciles, porque estamos confiados en que Él está en control, en el nombre de Jesús.

No ofendo ni hiero a mi esposa ni a mis hijos con mis palabras. Mis hijos no escuchan mentiras, calumnias o chismes de NADIE en este hogar.

Educo para que siempre estén contentos con lo que tienen. A estudiar, luchar, trabajar y ahorrar honestamente el ingreso que recibirán de un sueldo justo.

NO EDUCO A NIÑOS PEREZOSOS, EXIGENTES, CRITICONES, NECIOS, PENDENCIEROS Y AMANTES DE SÍ MISMOS. Mis hijos no serán puestos en la cárcel, no serán parte de pandillas, ni serán adictos a las drogas, porque en mi casa obtienen el interés, el amor, la consideración, la amistad y también la comprensión. Tampoco en mi hogar se grita, no se regaña, así como tampoco se falta el respeto con insultos degradantes.

En mi casa se disciplina con amor cuando es requerido,  sin crueldad, sin sarcasmos. Amor en tiempo de amor.

Les muestro a mis hijos que hay un CASTIGO por el mal comportamiento, la irresponsabilidad, la arrogancia y la negligencia. Estas malas conductas traen consigo el colapso o ruina espiritual, ético, así como económico. Este NO es el castigo de Dios, sino las repercusiones con las que ciertamente lidiaremos todos, si creamos el caos nosotros mismos.

Esta familia depende de Jesús completamente. Jesús, esta familia es tuya. Sin embargo, reconozco mi responsabilidad y mi dedicación para sacar adelante a mi familia.

Es por eso que te busco a diario, me alimento de tu Palabra: DAME DE FUERZA, DE TU GRACIA, DE TU PODER SOBRENATURAL PARA VENCER CUALQUIER SITUACIÓN que me impida ser un buen padre o madre.

 

Escrito por Hermes Alberto Carvajal

Ten en cuenta que este es un modelo de oración por la familia para que tu fe se fortalezca cada día. Practícala y deja que las palabras vayan saliendo desde lo más profundo de tu corazón.