Oración por Finanzas y un Trabajo Estable

Oración por finanzas

Deja tus planes en las manos de Dios.

Una oración por finanzas y orden en nuestras vidas es siempre necesaria. La oración tiene poder y la estabilidad financiera le permite brindarle a su familia una mejor vida, apoyar a la iglesia y hacer contribuciones generosas a causas caritativas.

Pero los gastos inesperados, la pérdida de ingresos y la lucha por llegar a fin de mes pueden ser extremadamente estresantes. Ya sea que se enfrente a dificultades financieras o simplemente quiera orar por más estabilidad en su vida, invitar a Cristo a su situación es una forma poderosa de encontrar paz y orientación.

Deja que el Todopoderoso te dé la fuerza que necesitas enfrentar cualquier desafío financiero. Él lo guiará y lo ayudará a tomar las mejores decisiones financieras posibles.

Oración por Finanzas

Hoy vengo ante Ti, Padre amado, para poner en tus manos las bendiciones que nos has dado: nuestros recursos económicos, el fruto de nuestro trabajo.  Dios, no permitas que el devorador consuma lo que con tanto amor nos has ofrecido.

Santo Padre, venimos ante Ti ahora, con un corazón contrito y humillado. Reconociendo en primer lugar tu grandeza y reconociendo que te necesitamos.

Padre, entiendes nuestras batallas, reconoces las barreras con las que nos enfrentamos. Nos comprendes mejor que cualquiera en este mundo. Nos conoces mucho mejor de lo que nos conocemos a nosotros mismos.

Muéstranos por tu Espíritu Santo, cualquier tipo de error que estemos cometiendo, o cualquier tipo de influencia que esté bloqueando tu bendición en nuestra vida.

Ponemos ante tus pies nuestro empleo, nuestra empresa, nuestras habilidades, nuestro oficio o carrera; y también te pedimos que desbloquees nuestros caminos para que podamos ganar un salario razonable, haciendo un trabajo honesto, que refleje tu obra en nosotros.

Te pedimos, Señor, que multipliques hoy lo que tenemos en la mano. Así como Tú multiplicaste los panes.  Así como cambiaste el agua en vino, que lo poco que tenemos sea cambiado en algo útil, valioso, edificante para tu gloria.

Dios, danos una revelación para que caminemos sobre las aguas, como Tú lo hiciste. Permítenos caminar entre las tormentas del día a día que buscan hundirnos en la miseria.

En este día en particular, Señor, oramos por un poderoso milagro que ciertamente traerá un cambio verdadero y total en nuestra situación económica. Libéranos de las cadenas de las deudas financieras, que todo estrés y ansiedad sea arrancado de nuestras vidas.

¡Establece tu orden en nosotros, Señor!

Gracias, Padre, Te lo pedimos en el dulce Nombre de tu Hijo Jesús. ¡AMÉN!

 

Les deseamos a todos los que leen estas líneas, a los jóvenes que van a comenzar su primer trabajo, a los pobres y huérfanos, que se haga este milagro, que se abran las ventanas de los cielos.

 

Escrito por Hermes Alberto Carvajal