Poema cristiano: «Este Es El Tiempo»

Este Es El Tiempo

Ha llegado el momento, Dios mío, llegó el tiempo de que muestres tu dominio.
Es tiempo de que manifiestes tu victoria sobre el enemigo y que muestres la gloria que ha estado en ti durante todos los siglos.

Ya es el tiempo de que las naciones vean tu poder y contemplen que, como Tú, no existe otro ser.

Es el momento de que sepan que eres el Gran Rey y que tu gobierno no tiene límite ni final que se pueda ver.

Levántate, Señor, resplandece sobre esta nación y muestra tu gloria a toda esta generación.

Llena nuestros vasos con tu fresca unción y pon en nuestros labios alabanza y adoración.

Has brillar tu luz a través de nosotros, permitiendo, así, que resplandezcamos sobre otros; pues queremos que hagas tu obra hacia los demás y que sobre esta tierra se establezca tu voluntad.

Manifiéstate como te manifestaste con grandes proezas en la antigüedad, has maravillas tan grandes como las que hiciste desde la eternidad, pues yo sé que eres un Dios grande que su gloria pronto mostrará y todos tus hijos, en agradecimiento por esto, por siempre van a adorar.

Yo creo en cada una de las promesas que has hecho desde la preexistencia. Tú fuiste el que formó y diseñó el mundo desde antes que existiere cualquier ser viviente, y aunque esto no es lo que ha determinado la ciencia, yo estoy convencido de que fuiste tú el autor de todo lo existente.

Yo sé que tu hiciste cosas grandiosas por generaciones; mostraste tu poder sobre natural en diversas ocasiones, así mismo quisiera verte obrar entre todas las naciones para que seas manifiesto y conocido por millones.

Señor, hoy pedimos que hagas algo en toda la tierra, destruyendo toda obra de satanás que haya sido hecha, pues tu luz es mucho más poderosa que sus tinieblas y sabemos que al poder de tu palabra no hay quien lo detenga.

Te pedimos que desbarates toda artimaña hecha por el enemigo, echando fuera cada uno de sus malignos designios, pues no hay poder ni principado que pueda hacerte frente y cada uno de ellos será humillado por ti, definitivamente.

Yo sé que el cambio que producirás en esta tierra será visto por todos ellos, se sorprenderán al ver todo lo que has hecho con nosotros; y verán tus prodigios y se llenarán de mucho asombro y querrán seguir tus pasos echando de ellos el odio.

El acontecimiento que sucederá cuando muestres tu gloria será tan grande que se maravillaran de ti desde los más pequeños, hasta los más grandes. Muchos se humillarán ante ti pidiendo perdón por sus pecados y con tu infinito poder los lavarás de su multitud de pecados.

Todos aquellos que te maldijeron ahora se lamentarán, pues ante tu poder y tu gloria asombrados quedarán aquellos que dijeron: no existe Dios, Él solo es una mentira. Con llanto reconocerán que estuvieron equivocados toda su vida.

Todos tus enemigos se rendirán a tus pies y perdón te pedirán una y otra vez. Sanidad, perdón, provisión y liberación cubrirán el mundo a causa del derrame de tu unción.

By: Cristian Flores


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *