¿Por Qué Sale el Acné en Adolescentes?

¿Por qué sale el acné en adolescentes?

El acné suele ser una de las mayores preocupaciones de muchos adolescentes. Si bien, no a todos les aparecen estas lesiones, ni son estrictamente propias de la adolescencia, el acné tiende a ser más común durante esta edad.

Esta condición se define como la inflamación de las glándulas sebáceas, por medio de restos de piel, secreción excesiva, infecciones bacterianas, entre otras causas. Su aparición puede ocurrir a cualquier edad, pero suele ser mayor entre los 12 y 22 años.

La acumulación de secreción sebácea genera inflamación y predispone a una infección por bacterias como Propionibacterium acnés o Staphylococcus aureus, generando mayor inflamación y empeorando el componente estético.

¿El acné como debe ser tratado?

El acné puede ser tratado, aunque en la mayoría de los casos su resolución no es sencilla, la misma se puede lograr o al menos apaciguar. Todas las lesiones deben ser valoradas inicialmente por un médico dermatólogo, el cual definirá si el tratamiento es exclusivamente farmacológico o incluirá lociones, pomadas y ciertos procedimientos.

Es importante recordar, que existen muchos médicos llamados esteticistas y en el caso de acudir con ellos es de vital importancia verificar sus credenciales, ya que muchos tienen un entrenamiento completo y otros suelen estar poco preparados, solo con un curso o diplomado, los cuales son solo formación adicional. 

Para asegurar el éxito, se recomienda acudir a un dermatólogo directamente.

 

Medicamentos para el acné

Los fármacos empleados son eficaces, pero deben ser manejados con cuidado, puesto que generan un gran número de efectos colaterales, como es el caso de la Isotretinoina, la cual es muy eficaz, pero debe ser indicada y vigilada por el médico tratante. Una dosis inadecuada puede llevar a daños tan graves como lesiones cerebrales o en caso de existir embarazo, puede causar malformaciones en el feto.

Existen otros medicamentos, algunos más o menos eficaces, pero todos se debe adecuar individualmente a cada paciente. Algunas opciones son los salicilatos, derivados del retinol, antibióticos como la eritromicina o doxiciclina, entre otros.

En el caso de las limpiezas faciales, realización de baños y demás técnicas, deben ser indicadas por el galeno, a fin de generar un beneficio, en lugar de un daño.

¿Por qué es más frecuente el acné durante la adolescencia?

La aparición de acné durante la adolescencia es una duda que intriga a muchas personas y la respuesta no es tan sencilla de contestar.

En primer lugar, se destacan los cambios hormonales, los cuales en esta edad están en su apogeo y alteraciones en hormonas como la testosterona o estrógenos, puede lograr alterar las glándulas sebáceas, hiperproduciendo sebo y generando este tipo de lesiones.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que, durante la maduración cutánea ocurrida durante la adolescencia, la piel no logra adaptarse de manera adecuada y el sebo es mayor al requerido fisiológicamente.

Existen otros componentes asociados menores como la higiene o la hiperhidrosis, pero el factor que posee más fuerza es la presencia de andrógenos. Por esta misma razón, su presencia en mujeres se puede asociar con patologías como síndrome de ovario poliquistico, ya que es una de las características de esta enfermedad.

Remedios para el acné

Recomendar remedios para el acné, no es una tarea fácil, ya que si bien, existe eficacia en algunos de ellos, se deben adecuar muy bien al paciente y tener previa autorización por el médico.

  • Las mascarillas pueden ser beneficiosas dependiendo de sus componentes, pero a su vez se debe tener en cuenta el estado de la lesión, puesto que, en caso de estar sobre infectada, puede generar empeoramiento del cuadro u ocasionar cúmulo de restos en la zona.

Verificar con el médico aquellas que contengan clara de huevo, avena, aloe vera, como posibles opciones.

  • Los jabones azufrados, también deben ser medicados adecuadamente, una sobre dosificación puede no ser útil.
  • El limón o cualquier tipo de cítrico, es completamente nocivo para la lesión, pudiendo dejar una cicatriz permanente.
  • Procurar no extirpar las lesiones, salvo sea estrictamente necesario, es otra pieza fundamental del tratamiento.

La mayor recomendación es seguir al pie de la letra las indicaciones y tratamiento del galeno. El acné puede empeorar y dejar lesiones permanentes, en caso de no ser tratado adecuadamente o a tiempo.

Existen algunas formas excesivas de acné, ocurridas en pocas personas, pero que deben ser tratadas más detalladamente, como es el caso de acné fulminans y globata. Por fortuna, comprenden menos del 1% de los casos.