Sólo Ten Fe Y Tu Aflicción Se Transformará En Bendición

 

No desistas ante esta circunstancia ni pienses en rendirte.
No pierdas las esperanzas, no dejes de confiar y no te desanimes,
tampoco permitas que este problema logre hundirte
porque al pasar esta prueba Dios va a bendecirte.

 

No le des la victoria al diablo, pues él quiere verte en desesperación.
Se ha esforzado y empecinado por tratar de lograr tu destrucción,
ya que desea que tu vida se pierda en la condenación
y para lograrlo trajo a tu vida esta terrible aflicción.

 

Mas no lo conseguirá, pues a tu lado está un gran Dios,
quien vendrá rápidamente a ti trayéndote salvación.
Él te rescatará, te redimirá y te mostrará su favor,
y te guiará por un camino el cual te conducirá hacia su bendición.

 

Eleva el ánimo y alégrate en medio de esta tribulación,
ten en cuenta que al superarla vendrá a ti una gran bendición.
Cree en Dios y confía en él con un completa convicción
para que el enemigo no pueda hacer que tomes alguna mala decisión,
Pues el enemigo tratará de ponerte en situaciones extremadamente difíciles
para que tú termines tomando decisiones que nunca quisiste;
las cuales te llevarán a pasar días mucho más tristes
y te terminarán separando del maravilloso amor que en Dios conociste.

 

Levanta tu fe y pelea hasta derrotar a ese gran gigante,
pues tu bendición, al vencerlo, será igual de grande.
Entre el problema que tienes y tu bendición hay una proporción constante,
así que mientras más grande sea tu problema, tu bendición también será semejante.

 

Nunca temas pensando en la batalla y lo que va a pasar,
ya que la victoria está asegurada y siempre vas a ganar.
No pierdas el tiempo viendo cuán grande es el problema con el cual vas a luchar,
pues nuestro Dios es mucho más grande y la victoria siempre te va a entregar.

 

Yo he pasado por muchas situaciones que a veces ni quisiera recordar,
pero en todas Dios fue fiel y una maravillosa victoria siempre me llegó a dar,
ya que cada vez que me dispuse con todas mis fuerzas para luchar
terminé con una hermosa victoria y una bendición que celebrar.

 

Por estas razones, te puedo decir hoy que luches hasta el final
que no te rindas ni por un instante, hasta que hayas logrado triunfar,
pues si te das por vencido el enemigo de ello se tratará de aprovechar
y en ese momento si es posible te tratará de exterminar.

 

Sin embargo, si tu confianza esta puesta en el Señor,
el enemigo no podrá apartarte de su amor.
No podrá hacer para apagar tu fe en Dios,
pues el enemigo no puede vencer a alguien mayor,
y Dios en comparación con el enemigo, es muy superior.

By: Cristian Flores


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *