Versículos en la Biblia Para Fortalecer Tu Fe en Adversidad

Versiculos en la Biblia para fortalecer la feLa Biblia está llena de versículos que pueden ayudar a fortalecer nuestra fe en Dios.
Recuerda, esto lo debes tener presente: siempre que te encuentres afligido, puedes recurrir a los versículos en las Escrituras para fortalecer tu fe en Dios.
La mejor manera de hacerlo es leerlos y ver si se pueden aplicar a tu situación. Te voy a contar algo para que más o menos entiendas cómo funciona leer la Biblia en tiempos de crisis: Cuando era niño, mi padre me llamaba a menudo desde su trabajo (por teléfono) y me decía que no me preocupara por algo o por alguien que sabía, me tenía preocupado. Él me decía que me amaba y que todo estaría bien. Y luego hablábamos sobre algún nuevo trabajo o proyecto que me habían asignado, y la plática me servía para que me fuera bien.
Las palabras de mi padre me daban aliento cuando las cosas se ponían difíciles o aterradoras. Mi viejo me hizo las cosas más llevaderas en un momento en que realmente lo necesitaba. Eso es exactamente lo que la lectura de la Biblia hace por nosotros también: nos recuerda el amor de nuestros padres por nosotros y nos dice que también somos amados por Dios.

Versículos en la Biblia para fortalecer nuestra fe en tiempos de crisis

¿Qué puedes encontrar en la Biblia? Los versículos en la Biblia también pueden darnos coraje cuando enfrentamos cosas que ya no queremos enfrentar, como la muerte, el desempleo o las batallas financieras
La Biblia también está llena de citas que también son muy útiles en nuestro camino de fe porque fueron pronunciadas por Dios mismo:
«Porque cualquiera que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se abrirá». Mateo 7:7. Leer la Biblia es buscar de Dios, ese es el verdadero comienzo.

Versículos en la Biblia para fortalecer tu fe en tiempos difíciles:

El nombre del Señor es torre fuerte,
a ella corre el justo y está a salvo.

Proverbios 18:10

 

Con mi Dios puedo escalar una pared.

Salmo 18:29

 

En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor involucra castigo, y el que teme no es hecho perfecto en el amor.

1 Juan 4:18

 

Y el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Romanos 15:13

 

El Dios que me ciñe de poder,

y ha hecho perfecto mi camino.

Salmo 18:32

 

Echad vuestras preocupaciones sobre el Señor, porque él se preocupa por vosotros.

 I Pedro 5:7

 

Te daré paz y tranquilidad.

 I Crónicas 16:11

 

Gloriosas y majestuosas son sus obras, y su justicia perdura.

para siempre.

Salmos 111:3

 

Mi alma encuentra descanso sólo en Dios: Mi salvación viene de Él.

 Salmos 62:1

 

El fruto del espíritu es el amor, la alegría y la paz.

Gálatas 5:22

 

Dios está contigo en todo lo que haces.

 Génesis 21:22

 

«Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino».

Salmos 119:105

Versículos en la Biblia para fortalecer nuestra fe en tiempos de crisis:

Una de las citas más famosas de la Biblia es del Salmo 23, que dice: «El Señor es mi pastor, nada me falta». Este versículo nos asegura que Dios siempre está con nosotros y cuidará de nosotros.
Cuando era más joven, realmente no entendía lo que significaba «no tener nada» hasta que leí este versículo en la Biblia: «El Señor es mi pastor, nada me faltará. Él me hace descansar en verdes pastos; Junto a aguas de reposo me guiará. Confortará mi alma. Me guiará por sendas de justicia, por amor de su nombre».
En otras palabras, Dios es nuestro protector y solo podemos confiar en él. Entonces, cuando sientas que vas por el camino equivocado y no tienes idea de qué hacer, o cuando tenga dudas sobre tu fe o confianza, recuerda: Dios siempre está contigo y cuidará de ti.
Otro versículo poderoso de la Biblia es de Isaías 41:10, que dice:
«No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios.
Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia».

Este versículo es uno de los más poderosos de la Biblia. ¿Qué significa «Yo estoy contigo»? No dice «Estoy por ahí» o «Estoy aquí ahora, pero quizás más tarde, no» o «Ya casi voy». Dice «Estoy contigo». Significa que Dios tiene el control.

Él ve más allá de nuestros miedos y preocupaciones y nos da la fuerza para enfrentarlos. Él nos ama lo suficiente como para pasar por el dolor y la agitación de la vida con nosotros y darnos alivio cuando las cosas se ponen difíciles. Luego nos ayuda a superarlo de nuevo, y comienza un día y luego otro: siempre está con nosotros.

Dios promete no dejarnos solos. No es solo una promesa. Es una promesa por honor a Su Nombre, por Su poder sobre todas las cosas: nuestra debilidad o nuestra fortaleza. En la  oscuridad o en la luz: ¡Dios está ahí para ti! ¡No necesita que le preguntes; él escuchará tus oraciones dondequiera que estés. Así es que podemos confiar en Él completamente sabiendo que pase lo que pase, bueno o malo, ¡Él tampoco nos abandonará!

En Isaías 41:10, en esta porción de la Biblia, notarás el cuidado que Dios tiene por su pueblo. Como extranjero, habría sentido miedo e incertidumbre, y este era el ambiente perfecto para que hablara. En resumen, Isaías reflejó los sentimientos y las creencias de su pueblo durante la época de incertidumbre y amenaza.

Por otro lado, Isaías también revela la presencia de Dios en medio de Su pueblo. Les recuerda la promesa de Dios de protegerlos contra sus enemigos y de proveerlos en caso de necesidad.

Conclusión

La Biblia está llena de versículos que pueden ayudarnos a fortalecer nuestra fe en Dios. Cuando nos sentimos asustados o preocupados, estos versículos pueden recordarnos que no debemos temer porque Dios tiene el control.
Entonces, cuando enfrentes dificultades, ¡recuerda que, no solamente tú lo buscas, Él siempre está ahí, a tu lado! ¡Él siempre está pendiente de ti!
Cuando estamos en medio de una batalla y no tenemos idea de qué hacer, tenemos que recurrir a la Biblia. Tenemos que confiar en que Dios nos ayudará, aún en medio de la confusión.
Pues no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido y salga a la luz.
Lucas 8:17
Deja que Dios te revele Su plan, suelta y confía.