¿SI DIOS ES UN DIOS BUENO POR QUE EXISTEN LAS ENFERMEDADES Y LA MUERTE?

Website banners with space left for message

¿SI DIOS ES UN DIOS BUENO POR QUE EXISTEN LAS ENFERMEDADES Y LA MUERTE?

Hace poco les explique que la maldad no es algo que Dios haya creado, sino la consecuencia de que las personas no han querido hacer lo que Dios les ha dicho que hagan, pues cuando una persona no hace las cosas que Dios considera correctas, se tiene que enfrentar a las consecuencias de las malas decisiones que ha tomado, ya que cada cosa mala que hace le traerá una consecuencia negativa para sí mismo.
Algo similar ha sucedido con el tema de la muerte y las enfermedades existentes; pues también han sido consecuencia de malas decisiones tomadas en su momento.

1)LA EXISTENCIA DE LA MUERTE ES CONSECUENCIA DEL PECADO.
Al comienzo Dios creo al hombre y a la mujer para que vivieran eternamente en el huerto del edén, en dicho lugar ellos tenían todo lo necesario para sobrevivir, de manera que no les faltaría nada y podrían continuar su vida en paz por siempre, sin embargo bajo su libre albedrio les dio la oportunidad de elegir si realmente querían ello o no y les dijo lo siguiente:
“Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás” (Génesis 2:16-17)
Fue clara la advertencia al decirles que morirían cuando coman ese fruto; pues habían sido creados para que vivan en santidad para siempre en el huerto del Edén y si cometían pecado pues el mismo pecado les iba a quitar esta eternidad; como dice la palabra de Dios: “ Porque la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23).
Ya estando ellos advertidos, Dios les dejo que vivan de manera cotidiana en el huerto del Edén, hasta que cierto día sucedió algo muy malo; la serpiente antigua a quien llamamos diablo o satanás fue a tentar a Eva y le dijo que la advertencia de Dios era una simple mentira:
“Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal” (Génesis 3:4.5)
Al decir estas palabras logro poner duda en la mente de Eva, lo cual la llevo a decidir entre creerle a Dios o creerle a la serpiente; pero lamentablemente eligió creerle a la serpiente.
“Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella” (Génesis 3:6)
Al tomar esta mala decisión tubo que empezar a afrontar las consecuencias que trajo esta mala decisión; por lo cual dice la biblia que:
“Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales” (Génesis 3:7)
La razón por la que empezaron a sentir vergüenza fue porque su mente pura ya había sido corrompida y como tenían una mente impura ya no podían estar en el paraíso; así mismo se les fue quitada la vida eterna que tenían y quedaron propensos a morir por causa de su pecado; pues la advertencia que Dios les dio era totalmente cierta.
Estando en pecado Adán y Eva se encontraban muy propensos a morir por causa de su pecado; mas Dios no quería que mueran por lo cual Dios decidió prontamente redimir su pecado; así que Dios decidió hacer un sacrificio que pueda redimirlos y salvarlos para que no mueran allí mismo por lo cual tuvo que sacrificar a un animal, y la biblia menciona que los vistió con las pieles de estos animales.
“Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió” (Génesis 3:21).
Este animal era una representación de nuestro Señor Jesús, quien tenía que morir por nosotros, pues solo a través de él se pueden perdonar los pecados; lo cual indica que desde el momento que el ser humano peco, Dios ya tenía un plan de salvación para la humanidad.
“Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes VENIDEROS, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan” (Hebreos 10:1)
Pasado el tiempo Adán y Eva tuvieron que morir; mas Dios en su plan de salvación quiso que tengamos vida eterna; y esta vida eterna la tienen todos a través de Cristo; pues todos los que lo aceptan como Señor y Salvador obtienen la vida eterna en los cielos.
“Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es VIDA ETERNA en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23).

2)LAS ENFERMEDADES SON CONSECUENCIA DEL PECADO.

El paraíso era el hábitat indicado para que todos los seres humanos puedan vivir, pero cuando Adán y Eva fueron expulsados del paraíso se encontraron en un lugar completamente diferente en el cual no se supone que deberían de vivir así que sus cuerpos empezaron a estar propensos a las bacterias y diferentes virus que se hallaban en este nuevo lugar, lo cual empezó a crear en las personas las distintas enfermedades existentes; algunas enfermedades fueron consecuencia de las cosas malas que el ser humano empezó a hacer luego; por ejemplo el sida o VIH se dio por que la humanidad empezó a trastornarse sexualmente teniendo relaciones uno con otro y con otro, así mismo algunas enfermedades se deben al mal uso que los seres humanos empezaron a darle a su cuerpo.
Sin embargo Dios en su plan de salvación también a planeado quitarnos estas enfermedades por lo cual Cristo tuvo que sufrir en la cruz de manera que pueda llevarse también nuestras enfermedades.
“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados” (Isaías 53:4-5)
Y una de las cosas que más hizo Jesús en esta tierra fue sanar a los enfermos, pues la voluntad de Dios es que todos estemos sanos.
“Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.
 Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó” (Mateo 4:23-24)
Dios quiere sanar cualquier enfermedad que puedas estar padeciendo, tan solo tienes que orar y pedirle de manera constante que te sane de dicha enfermedad; si es posible pide a algún hermano que te ayude orando también; pero por ningún motivo culpes a Dios de las enfermedades que puedas tener.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.