Alabanza De Victoria

En medio de los problemas, la victoria nos darás,

y a los que contra nosotros se levanten, tú los hollarás.

 

Con gran poder a los que nos aborrecen derrotarás

y la victoria todos los días a nuestro lado estará.

 

Los que se levanten contra nosotros, no prevalecerán,

pues antes de llegar a tocarnos, fuertemente caerán.

 

Lo que ellos planeaban contra nosotros, contra ellos mismos será,

pues a los hijos de Dios ningún ataque del enemigo los vencerá.

 

Luego de entregarnos la victoria también nos bendecirás,

nos entregarás lo que necesitamos y aún mucho más.

El dinero, el alimento en gran manera abundarán

y esta será una bendición tuya que nos asombrará.

Sí, tendremos gran bonanza y alegres tus hijos te alabarán,

tú nos darás la victoria y con gozo tus hijos danzarán.

 

Todos a una voz un nuevo cántico alzarán,

pues a toda tu iglesia la vitoria siempre le darás.

A tus hijos nunca abandonarás,

no lo has hecho antes ni hoy lo harás.

Nunca nos has fallado, nunca lo harás.

No nos has abandonado ni hoy empezarás.

 

Conocemos las grandes obras que hiciste,

pues hoy mismo cosas muy grandes harás.

Conocemos las promesas que nos dijiste,

ya que tus promesas hoy mismo las cumplirás.

Tendremos gran bonanza y alegres tus hijos te alabarán.

Tú nos darás la victoria y con gozo tus hijos danzarán.

 

Nuestra canción será una que rápidamente no terminará,

pues para decirte tantas cosas las palabras no nos alcanzarán,

ya que estamos agradecidos por todo aquello que harás.

 

 

Y,  con esa inmensa gratitud, nuestra alabanza ante ti fluirá.

Que escuchen hoy todas las potestades que quieran hacernos daño,

que sepan todos los espíritus que están intentando lastimarnos;

así mismo todos los demonios que planean atormentarnos

y también enemigo vencido, al que llaman diablo.

 

Nuestro Dios nos ha dado la victoria sobre todas las potestades.

Nuestro Dios venció contra todas las huestes infernales,

contra todos los espíritus que sobre la tierra hacían maldades

y contra el enemigo, quien buscaba que todos hagamos males.

 

Nuestro Dios los venció a través del sacrificio realizado allá en la cruz.

Venció sobre la muerte al dar por nosotros su vida, nuestro Señor Jesús.

Nos guío y nos encaminó hacia un camino de verdad y de luz

para que podamos obtener la salvación y vida eterna al acercarnos a nuestro Señor,

pues en su nombre cada cristiano puede decir que es más que un vencedor

 

By: Cristian Flores


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *