Oración De Agradecimiento

Dios hace muchas cosas maravillosas por nosotros cada día, pero muchas veces no le agradecemos por todo ello. Pero hoy te invito a hacer esta oración, dándole gracias por todo lo que hace, ha hecho y seguirá haciendo por ti.

 

Señor, yo sé que muchas veces soy un mal hijo.
A veces hago cosas que no debería hacer, siendo tu hijo,
pero con todo mi corazón en este día te pido
que escuches esta oración que con el corazón digo.

 

Señor, te quiero agradecer en este nuevo día,
por las bendiciones tan grandes que me regalas cada día.
Te quiero dar las gracias por hacer cosas tan hermosas en mi vida
y por protegerme en todo momento y a cada instante del día.

 

Te quiero agradecer por el alimento que consumiré hoy,
pues entiendo que tú eres mi único y gran sustentador.
Eres tú el que se encarga de darme siempre lo mejor
y sé que tú te encargas de que en mi mesa no falte la provisión.

 

Quiero agradecerte por el aire que nos regalas a todos.
Ese elemento indispensable para todos nosotros,
pues eres tú el que nos lo regala, a pesar de todo,
ya que podrías extinguirlo y acabar así con todos nosotros
por nuestros pecados y por la forma en la que muchas veces actuamos contra ti.

Pero no lo has hecho ni lo harás porque tu amor no es como el de los hombres.

 

Te quiero agradecer por la familia que me has regalado,
y aunque a veces haya discusiones, entre todos, nos amamos;
pues tú eres el que dentro de un propósito familiar nos ha juntado,
y esto lo has hecho porque un propósito en mi familia has destinado.

 

Te quiero agradecer por la pareja que me has predestinado.
Esa persona especial que tú consideraste que debe de estar a mi lado,
con quien algún día tendré hijos y un hogar hermoso formado,
y esto será gracias a la bendición que tú me has brindado.

 

Te quiero agradecer por las bendiciones que puedo hoy disfrutar,
por el gran trabajo que de tus manos llegó hasta este lugar;
pues fuiste tú mismo, fuiste el que me dio el trabajo que no lograba hallar
y ha sido el mejor trabajo que en mi vida podría encontrar.

 

Gracias, Dios mío, por ser tan paciente conmigo
por perdonarme, a pesar de ser yo alguien que te falla continuamente,
tú me perdonas y sigues siendo mi gran amigo,
y esto es por tu inmensa fidelidad y por el amor que tienes hacia tus hijos.

 

 

By: Cristian Flores


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *