Vas a Salir Adelante

vas a salir adelante

No importa las dificultades que puedas enfrentar, Dios siempre estará allí para ayudarte a superarlas. Él te dará la fuerza y ​​el coraje que necesitas para superar cualquier obstáculo que se presente en tu camino.

Espera en Dios por tu milagro

Quizás hoy estás esperando un milagro y tu dolor es grande. Esperas y esperas, pero tu problema persiste. Pareciese como si Dios nos desafiase constantemente, pero no, no es así.

«Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir» (1 Corintios 10:13).

Dios es todopoderoso y puede hacer cualquier cosa. Incluso, resolver tu problema.

Sin embargo, esperar no es quedarse quieto y mirar al cielo para ver qué pasa. Pero tan poco me malinterpretes, ya que hay un versículo muy conocido, el Salmo 46:10:

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;

Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.

Pero el tiempo de espera es el tiempo de la batalla de un creyente en la fe. Es tiempo de orar y buscar al Señor para que nos dé fortaleza para no rendirnos, para no desesperarnos, para no cansarnos en la espera.

Espera en Dios para que te guíe

Por tanto, hermanos, tengan paciencia hasta la venida del Señor. Miren cómo espera el agricultor a que la tierra dé su precioso fruto y con qué paciencia aguarda las temporadas de lluvia. Así también ustedes, manténganse firmes y aguarden con paciencia la venida del Señor, que ya se acerca (Santiago 5:7-8).

A veces el estrés puede entorpecer y distraerte de tu verdadero objetivo. Incluso puede llevarte por el camino equivocado, haciendo que tus esfuerzos sean infructuosos, lo que también hace que tu progreso no tenga sentido.

Si no obtienes resultados de tu esfuerzo, te sentirás perdido. Tienes que trabajar duro para ganarte la vida. Para sacar adelante a tu familia, pero si no Dios no edifica tu casa, todo tu trabajo será en vano: noches de insomnio y sueño perdido. Deja que Dios guíe tus pasos.

Descansa en Jesús

Deja de preocuparte y tómate un descanso. Deja que Dios aclare lo que estás pensando. Tu cuerpo está cansado, y ahora mismo estás leyendo palabras de sanación, de consuelo y de ánimo.

¿Crees que Dios no sabe que tienes que luchar todos los días? Hay mucha gente en contra tuya y el enemigo no descansa, esperando la oportunidad para golpearte. Pero no quiero que los problemas con los que tienes que lidiar te cansen tanto que no puedas manejarlos. Dale al Señor la oportunidad de ayudarte, y volverás a sentir Su amor, y tu fe será tan fuerte como lo era hace un tiempo, cuando eras nuevo creyente y viviste tu primer amor en Jesús.

Espera en Dios, vas a salir adelante

Mi alma descansa solo en Dios, porque él es mi esperanza. Solo él es mi roca y mi salvación. Es mi santuario y no me resbalaré. En Dios está mi salvación y mi gloria; en Dios está mi roca fuerte y mi refugio. Todas las naciones, mirad a él en todo tiempo; derramad vuestro corazón delante de él; Dios es nuestro refugio. Selah

Si tienes algo de que hablar, empieza hablando con Dios. Ora y no te preocupes, Dios está ahí, esperándote, siempre a tu lado para darte Su mano.

En la vida, no importa lo difíciles que parezcan las cosas. Dios siempre está ahí para darte la fuerza que necesitas para superar cualquier obstáculo.

Da el primer paso y te envolverá en Sus brazos. Tu mente estará en paz y tu corazón se llenará de alegría. No tienes que ir por la vida pensando que nadie te entiende ni te ayuda. Tranquilo/a, Dios te ayudará a salir adelante, confía.