Cuida Tu Vida Eterna

Cuida tu vida eterna

Mateo 10: 28No tengáis miedo de los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien al que puede perder el alma y el cuerpo en el fuego.

No podemos olvidar que la vida eterna es el regalo que Dios nos ha dado. Todo aquel que ha creído en el señor Jesús como su Señor y Salvador, podrá gozar del regalo inmerecido de la salvación.

El cuerpo físico desfallecerá, pero el alma podrá gozar de la vida eterna, siempre y cuando dejamos de vivir esclavos al pecado, y nos acercamos a los pies de Cristo, a vivir en santidad y bajo su voluntad.

La vida eterna es un regalo que no merecíamos, Cristo vino a morir por nuestros pecados, pero cuando confesamos nuestros pecados a él, y entregamos nuestro corazón, entonces podemos entender que nuestra alma no se perderá.

Un regalo con entrega inmediata

Es un regalo que no solo lo comenzaremos a disfrutar desde el día que partimos de esta tierra, sino una vez que hemos confesado el nombre de nuestro Señor Jesucristo, y hemos creído en él, desde ese entonces veremos como es el regalo de la salvación.

En este aspecto, debemos conocer que la vida eterna se concibe desde una vida caminando en integridad. No podemos creer que alcanzaremos la gloria de Dios, cuando seguimos caminando bajo nuestra propia voluntad, o en pecado.

Las cosas viejas pasaron, he aquí son hechas nuevas

Una vez hemos creído en el señor Jesús, este nos da la capacidad de renunciar al viejo hombre, de dejar atrás todas aquellas cosas que nos separaban del amor de Dios, y comenzar a vivir una vida cercana al Padre, una vida integra, bajo los principios y mandamientos de Dios.

Caminar en integridad, es caminar en temor a Dios, sabiendo que él es el único que nos puede garantizar una eternidad en el paraíso.

El deseo de Dios es que todo se salven, por eso como dice la Biblia en Juan 3:

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

¿Qué debemos hacer para tener vida eterna?

Entonces, lo primero que tenemos que hacer para cuidar la vida eterna es creer. No solo creer en Dios, sino creer en su amor infinito, que siendo aún nosotros pecadores, envío a su hijo a morir por nosotros.

Es así como el tiempo que pasamos en esta tierra, debe decidir si escogemos el Señorío de Jesús en nuestras vidas, o caminamos bajo nuestras propias concupiscencias. En Jesús obtenemos la salvación y perdón de nuestros pecados, y eso trae como consecuencia la vida eterna.

Es por ello que todos los días debemos cuidar el regalo de la salvación. Debemos caminar en fe, con temor de Dios. En principios, haciendo su voluntad y negándonos a vivir bajo la vieja manera de pensar.