¿Ir al Doctor o Confiar Solamente en Remedios Naturales? ¿Qué es mejor?

¿Ir al Doctor o Confiar Solamente en Remedios Naturales? ¿Qué es mejor?

Ir al doctor o al médico suele ser un tema de angustia y miedo para muchas personas. Una gran parte de la población cree, que al asistir a una cita médica enfermera más o descubrirá que tristemente padece una patología grave.

Por motivos como lo expuesto anteriormente, una gran cantidad de individuos recurren a remedios naturales, los cuales pueden ser beneficiosos en algunos casos y ciertas patologías, pero a veces no están hechos específicamente para atacar una enfermedad en particular.

Ir al doctor ¿a qué médico se debe asistir exactamente?

Para poder tener un diagnóstico certero de una patología, como también su respectivo tratamiento, es necesario acudir a un médico y que este lo realice adecuadamente.

El detalle para tener en cuenta es sobre a qué médico acudir. En primera instancia se recomienda asistir a un médico general y el mismo derivará a otro galeno de mayor complejidad en caso de ser necesario.

En el caso de los adultos, se puede acudir a un médico internista encargado de las patologías crónicas y agudas del organismo o al ginecólogo, si se trata de una dama que presenta problemas en su sistema reproductor o embarazo.

Cuando se trate de los niños será el pediatra y este remitirá a un neuropediatra, nefropediatra, entre otras subespecialidades, en caso de ser necesario.

Por su parte el médico internista referirá al paciente en caso de ser un cuadro muy complejo. Si la patología es endocrina, se remitirá a un endocrino; gastrointestinal, al gastroenterólogo; cardiológica, al cardiólogo; sistema músculo esquelético o trastorno autoinmune, al reumatólogo, entre otros.

Los remedios naturales a veces no convienen

Los remedios naturales pueden ser usados, siempre y cuando el médico lo indique. Para ser honestos, raras veces un doctor recomendará algún remedio natural, pero al menos, te informará cómo podría interactuar ese remedio con los medicamentos que te está recetando.

Para que tengas una idea, hay ciertas medicinas que no interactúan bien con la conocida toronja o pomelo, una fruta natural.

Así es, por ejemplo, algunos medicamentos para reducir el colesterol, la hipertensión arterial, la ansiedad, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn tienen efectos adversos muy graves si se combinan con el pomelo o toronja. Así como algunos medicamentos para las alergias, y, peor aún, la toronja podría no interactuar bien con los medicamentos que se utilizan para evitar el rechazo de órganos trasplantados.

En fin, algunos remedios pueden ser beneficiosos, pero combinaciones de algunos, como por ejemplo cualquier vegetal de hoja verde junto con warfarina, que es un anticoagulante, puede ser muy tóxico.

Remedios naturales en casa

Ir al doctor en caso de presentar alguna patología, es necesario para tener un adecuado diagnóstico y tratamiento correcto. Sin embargo, existen algunos remedios que no son dañinos para la salud.

En primer lugar, se encuentran otras frutas y vegetales, los cuales pueden ser consumidos enteros y aporta una gran cantidad de beneficios. Es de tener cuidado, cuando se habla de frutas con alta carga de glucosa como la banana o sandia. En estos casos, su ingesta debe ser moderada.

Asimismo, también es vital recordar, que el beneficio de las frutas se obtiene al comerlas enteras. En caso de licuarlas para jugos o zumos, suelen perder gran cantidad de propiedades y liberan su glucosa, quedando cargadas de azúcar y siendo un alimento poco nutritivo y alto en calorías.

Por otro lado, algunos remedios que no han demostrado hacer daño, pero si aportan un gran beneficio es el consumo de ajo. El mismo continente una sustancia que puede reducir la presión arterial. No tanto como un fármaco, pero si puede ayudar. Pero ojo, todo en exceso hace daño. A algunas personas el consumo de más de 3,000 mg al día (suplemento en pastillas de ajo) les podría producir un zumbido muy molesto en los oídos.

Otro ejemplo es el jengibre, el cual ayuda a fortalecer el sistema inmune. Le siguen el zumo de manzana o limón.

En resumen, las hierbas medicinales sí deben ser consultadas antes de su uso, ya que, en muchas ocasiones suelen tener grandes beneficios, pero en otros casos pueden generar efectos colaterales. Siempre consultar con un especialista.

¿Ir al médico para realizar un chequeo o continuar con los remedios?

Ir al médico es fundamental, como se mencionó anteriormente. Los remedios naturales pueden ser consumidos según sus características. El asistir al doctor, a pesar de no tener una patología, sino solo a control, también es fundamental.

En una visita rutinaria, que se recomienda cada pocos meses en el caso de los niños y una vez al año en los adultos, se pueden descartar y prevenir enfermedades.

Vale resaltar, en el caso de los niños, se vigilará su adecuado desarrollo. También el uso apropiado de inmunizaciones o vacunas pertinentes; descartar cardiopatías, neuropatías, entre otras.

Un detalle que se debe siempre recordar es que un niño sano, no requiere vitaminas o suplementos, salvo el pediatra lo indique.

En el caso de los adultos, se supervisarán las cifras de tensión arterial, para descartar hipertensión arterial. Es decir, se medirán los niveles de triglicéridos y colesterol, se medirán las cifras de glucosa para descartar diabetes, hormonas tiroideas para determinar si esta glándula funciona adecuadamente. Además, se sacará índice de masa corporal (IMC), para valorar talla y peso y se observarán particularidades en cada paciente.

En conclusión

Como se ha visto a lo largo de este artículo es de gran importancia acudir a un médico, a pesar de no padecer enfermedad en el momento. Los remedios naturales pueden ser una opción muy útil, pero siempre deben ir acompañados de opinión clínica y evidencia científica que aseguren su utilidad y seguridad.