Y para ti ¿Cómo van los años?

y para ti como van los anos

Caminando una vez por el parque coincidí con un amigo, el cual estaba acompañado por su esposa e hijos. Nos saludamos, me presentó a su familia e hicimos una pequeña charla antes de finalizar el encuentro.

Hablamos de todo un poco, pero antes de despedirnos me dijo: Y para ti ¿cómo van los años? ¿Te casaste, tienes hijos? Mira que ya estás en los 40… Por lo cual, me pregunto ¿Acaso hay una regla que diga que debemos hacer tales cosas antes de…

Todos juzgamos

Vivimos en un mundo donde todo se juzga la ropa, el calzado, las actitudes, las decisiones, las creencias y principalmente la edad. En las culturas orientales las personas tienden a hacer ciertas cosas antes de cumplir equis cantidad de años, porque una vez pasado el tiempo, ya eres viejo para ejercer desempeñar algunos papeles como lo son ser esposo(a) o tener hijos.

La pregunta ahora es: ¿Quién dice que haya un límite de tiempo para hacerlo? ¿Acaso no concedió Dios a Sara ser madre a la edad de 90 años? El único que puede determinar nuestra vida se llama Jesucristo y solo a él habremos de rendir cuentas. Por eso si hoy has decidido no ser ni hacer algo porque sientes que no estás preparado, estás en todo tu derecho.

Se ha multiplicado la maldad

Hay que reconocer que ni los tiempos de ahora son como antes ni los seres humanos tenemos la misma resistencia ni jovialidad de nuestros antepasados, ya que debido a la maldad y el pecado nuestros años han sido acortados.

Por eso debemos tratar de agradar cada día más a Dios cumpliendo sus mandamientos para que sea él que tome el control de nuestras vidas y nos llene de contentamiento a pesar de los años en su justa medida.

Y si un día, así como a mi te llegasen a preguntar:“Y para ti, ¿cómo van los años? Con la intensión de hacerte daño, retoma el aliento y responde con esmero que Dios hizo todas las cosas en su debido momento. Por lo cual, has decidido esperar en él, pidiéndole que sea tu guía y te llene de sabiduría, para que las decisiones de tu vida no las tomes sin medir las consecuencias que puedan producir en un cercano porvenir.

Dios siempre será tu amigo fiel

Porque no hay nada más importante que formar una familia donde primero son los hijos, no olvidándose de Dios, pues una vez en el camino es el único amigo que tendremos, siempre fiel, aunque haya dificultades, que nunca va a juzgarte por el tiempo que hayas perdido intentando vivir a tu modo sin beneficios notorios.

Más aún en el madero Jesús nos dio esperanzas de equilibrar la balanza a lo largo de nuestras vidas y por medio del perdón podemos hallar la redención, para que rectifiquemos si mal hemos obrado y podamos encontrar el descanso que perdimos con el tiempo donde todo es pasajero. Es válido que decidas la edad en la que vayas a tomar la mejor decisión de tu vida y que así no te reprimas con situaciones sufridas.

Resumen

Antes de todas las cosas asegúrate de buscar primero a Dios, quien es el dueño y Señor del tiempo, de tus años, para que te llene de confianza cuando quieran quebrar tu esperanza.

No hay familia sin Dios, ni vida sin familia, pues es una ley divina, para que amemos sin medida como Jesucristo lo hizo y quien se dejó juzgar con engaños para librarte de decir:“Y para ti, ¿Cómo van los años?