Libera Tus Culpas ¡Eres libre!

Libera tus culpas ¡Eres libre!

Photo by Pexels

Todos alguna vez cometimos errores y es esta la razón por la que muchas veces cargamos con sentimientos negativos, que nos llevan a albergar dolor y odio en nuestro corazón, lo que en la mayoría de los casos nos vuelve personas arrogantes, ofensivas y agresivas con nuestros semejantes. Sin embargo, es importante recalcar que no es la culpa lo que te ata, sino tu conducta.

Recuerda tus emociones dependen de ti, tu estabilidad y equilibrio solo las manejas tú,

“Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, este es varón perfecto, capaz también de refrenar todo su cuerpo” (Santiago 3:2), no dejes que el pasado te oprima ni te domine, no olvides que amar al prójimo libera tus culpas y si no hay culpas ¡eres libre!

Si por alguna razón sientes que algo te aqueja busca la paz que viene de Dios, “Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu de Señor, allí hay libertad” (2 Corintios 3:17), entra en comunión con el Padre date la oportunidad de alcanzar plenitud. Te invito a que hagas esta oración conmigo para que reconcilies tu corazón y recobres el ánimo.

Libera tus culpas: Cómo liberarse de la culpa y aprender de los errores

Todos hemos tomado malas decisiones en la vida. El truco está en aprender de ellas, no en ser prisionero de ellas. Todos nos sentimos culpables a veces por las cosas que hemos hecho o dicho. O tal vez no podemos dejar de pensar en algo que hemos dejado de hacer. Estos sentimientos son naturales y forman parte del ser humano. Pero pensar en esa culpa no te hace ningún bien. Al contrario, te impide avanzar y volver a encontrar la felicidad.

Aprendemos mejor cuando podemos reconocer nuestros errores sin ponernos a la defensiva ni culparnos. Si te sientes culpable a menudo, aquí tienes algunos consejos para deshacerte de la culpa y pasar a la acción:

Reconociendo el error es el primer paso

En primer lugar, reconoce el error. Este es el primer paso que libera tus culpas. En lugar de negarlo o culparte, intenta ver lo que ha ocurrido desde una perspectiva objetiva. Si cometiste un error en el trabajo, por ejemplo, intenta recordar la situación de forma objetiva y lo que te llevó a tomar esa decisión. Esto no significa que tengas que decirle a alguien que cometiste un error, pero te ayudará a superarlo.

Si te sientes culpable por una acción pasada, intenta recordar la situación y lo que te llevó a actuar así. No es necesario que se lo expliques a los demás, pero te ayudará a superarlo. Si te sientes culpable por no haber hecho algo, intenta recordar qué te hizo fracasar. Esto te ayudará a superarlo.

Cambia tu comportamiento de cara al futuro

Cuando tomamos malas decisiones, a menudo no aprendemos de ellas. Cometemos el mismo error una y otra vez. Esta es una forma de superar el sentimiento de culpa. Si has tomado una mala decisión, intenta aprender de ese error y asegúrate de no repetirlo.

No basta con reconocer el error, también debes cambiar tu comportamiento en adelante. Para aprender, debes intentar comprender por qué tomaste la decisión equivocada. ¿Qué te hizo cometer ese error? ¿Por qué dijiste lo que dijiste o hiciste lo que hiciste?

Permítete volver a sentirte bien

Cuando nos sentimos culpables, es fácil caer en la trampa de sentirnos mal con nosotros mismos y con nuestra vida en general. Intenta cambiar tu enfoque de la culpa a las cosas positivas de tu vida. Si has tomado una mala decisión, no has fracasado en todo. Sólo has tomado una mala decisión.

Asimismo, si te sientes culpable por un error que has cometido en el trabajo, no eres una mala persona. Simplemente intenta aprender de la mala decisión y permítete volver a sentirte bien. También es útil ver la culpa como una emoción destructiva que nos impide sentirnos felices y realizar acciones positivas.

La culpa no nos ayuda; sólo nos hace sentir mal con nosotros mismos y con nuestra vida.

No te quedes en el pasado, libera tus culpas

Aunque es importante reconocer el error y aprender de él, insistir en él no ayuda a superarlo. Si te sientes culpable por algo que hiciste en el pasado, intenta no obsesionarte con ello. Pensar en el pasado no te ayuda a superar la culpa ni a hacer cambios positivos en tu vida.

El pasado se ha ido; no hay nada que puedas hacer para cambiarlo. Sin embargo, hay cosas que puedes hacer para cambiar tu futuro. No olvides este versículo que me encanta:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas (2 Corintios 5:17).

 

Actúa para mejorar las cosas

Si te sientes culpable por algo que hiciste o dejaste de hacer en el pasado, puedes intentar hacer un cambio positivo en tu vida para superar la culpa.

Por otro lado, si cometiste un error en el trabajo y te sientes culpable por ello, por ejemplo, puedes intentar mejorar las cosas. Una forma de hacerlo es pedir disculpas a tus compañeros. Si no hiciste algo, puedes intentar hacerlo ahora.

Del mismo modo, si te sientes culpable por algo que hiciste hace años, puedes intentar hacer un cambio positivo en tu vida hoy. Libera tus emociones, puedes pedir disculpas y tratar de enmendar tu acción pasada. Actuar para cambiar las cosas a mejor es una de las mejores maneras de superar el sentimiento de culpa y volver a sentirse feliz.

Vuelvo e insisto, so te quedas en el pasado, sino que haces cambios positivos en tu vida. Esto te ayudará a superar la culpa y a sentirte feliz de nuevo.

Conclusión

Todo el mundo toma malas decisiones en la vida, y todos nos sentimos culpables de vez en cuando. Libera tus culpas, el truco está en aprender de estos errores, no en ser prisionero de ellos. Una buena manera de superar el sentimiento de culpa es reconocer el error, cambiar tu comportamiento en adelante y permitirte sentirte bien de nuevo. No te quedes en el pasado y actúa para cambiar las cosas a mejor.