Voló 10.000 kilometros para conocer a un nino que padece su misma enfermedad

Voló 10.000 kilometros para conocer a un nino que padece su misma enfermedad